«El Iberostar Tenerife, un rival repleto de viejos conocidos»

El equipo de Txus Vidorreta tiene en nómina a cinco ex jugadores del Bilbao Basket

JON LARRAURI / BILBAO PERIÓDICO SEIA

El Iberostar Tenerife, uno de los conjuntos más pujantes de las últimas temporadas tanto en la Liga Endesa como en las competiciones continentales –la pasada semana se clasificó para la Final Eight de la Basketball Champions League, torneo del que se proclamó campeón en 2017 y fue finalista en 2019–, comparecerá mañana en Miribilla repleto de rostros conocidos para una marea negra desterrada de las gradas como consecuencia del covid-19 y que no podrá seguir en vivo y en directo las evoluciones de figuras que con mayor o menor trascendencia cuentan con un lugar en la historia del Bilbao Basket.

En el conjunto insular figuran,además de Txus Vidorreta, toda una institución en el club bilbaino y ya también en el canario, hasta cinco ex jugadores del conjunto vizcaino: Marcelinho Huertas, Georgios Bogris, Emir Sulejmanovic, Sergio Rodríguez y Dejan Todorovic, aunque este último no podrá vestirse de corto como consecuencia de la grave lesión en su rodilla izquierda –rotura del ligamento cruzado anterior– que sufrió en el amistoso de pretemporada ante el Movistar Estudiantes.

El balcánico también se perdió por otra grave lesión la práctica totalidad del curso 2018-19, aquel en el que arrancó un nuevo periplo en su carrera tras poner fin a sus cuatro temporadas como hombre de negro con el amargo sabor del descenso a LEB Oro.

Se da la circunstancia de que dos de los jugadores que lucirán mañana los colores tinerfeños en Miribilla, Sulejmanovic y Sergio Rodríguez, entraban en los esquemas del Bilbao Basket de cara a la presente campaña tras acabar satisfechos con su rendimiento el pasado curso, aunque sus partidas fueron distintas.

En el caso del alero canario, las partes no llegaron a un entendimiento para renovar su contrato y cuando pudo haber un acercamiento de posturas la entidad de Miribilla ya había llegado a un acuerdo con Álex Reyes, por lo que el jugador acabó regresando al conjunto con el que debutó temporadas atrás en la ACB.

En el caso del ala-pívot bosnio, su continuidad se daba por segura, pero a mediados de julio decidió pagar su cláusula de salida para desvincularse del conjunto vizcaino, al que había llegado el verano anterior lesionado, y aceptar la oferta del Iberostar Tenerife, superior tanto desde el punto de vista económico como del de la duración de su contrato.

Georgios Bogris cumplirá su tercer curso en Tenerife en dos periplos distintos. Llegó precisamente a la isla el verano de 2016 tras su único curso en el Bilbao Basket, en 2017 fichó por el Olympiacos y regresó a Tenerife en diciembre del año pasado. Por su parte, Marcelinho Huertas seguirá impartiendo magisterio desde el puesto de base a sus 37 años tal y como hizo como hombre de negro en el lejano curso 2007-08, uno de los más recordados por la afición del Bilbao Basket por los grandes resultados y el buen ambiente que reinaba en aquella plantilla dirigida por Vidorreta, con el que el brasileño volvió a reunirse la pasada temporada en Tenerife.

Y qué decir de la importancia del técnico de Indautxu en la historia de ambos clubes. Si en el Bilbao Basket fue el que pilotó la nave en los ascensos desde la LEB 2 hasta la ACB y el gran pilar de la consolidación del equipo en la máxima categoría y en sus primeros y exitosos pasos por Europa, en Tenerife ha llevado al club a cotas elevadísimas.

Llegó con el curso 2014-15 ya en marcha y el equipo con un 0-4 de balance y lo ha convertido en un habitual tanto en la Copa como en las eliminatorias por el título, además de guiarlo hasta un título continental (2017) y un subcampeonato (2019), con su experiencia en el banquillo del Valencia por medio.

No hay comentarios

Escribir un comentario