El momento dulce de un gran entrenador

En su tercera etapa en Vitoria, Dusko Ivanovic ha logrado lo que hace unos meses parecía imposible: apelar al Carácter Baskonia para recuperar la mejor versión de los suyos y ganar la Liga Endesa.

«Comenzamos a entrenar en cuarentena por videoconferencia y les dije que la única razón por la que estábamos trabajando tanto era para ganar la Liga. Y me creyeron». Estaba en lo cierto.

No hay comentarios

Escribir un comentario