El nuevo decreto de publicidad de casas de apuestas amenaza a Baskonia y Bilbao Basket

El Gobierno presenta su plan en la UE, que prohibiría al club bilbaino llamarse RETAbet y al de Vitoria Kirulbet, además de lucir en la camiseta los nombres de sus principales sponsor

El Gobierno central presentó ayer ante la Comisión Europea el proyecto de Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego que pretende limitar al máximo la publicidad de las casas de apuestas en los soportes audiovisuales, digitales y en el mundo del deporte.

De hecho, el nuevo texto endurece todavía más las propuestas que se dieron a conocer a finales de febrero. En caso de que Bruselas dé luz verde y el Ejecutivo saque adelante la medida en la sede parlamentaria –ahora mismo cuenta con el apoyo de prácticamente todas las fuerzas políticas– muchos clubes verían peligrar su salud económica y más de un proyecto se vería amenazado.

En el texto presentado en febrero, el Ministerio de Consumo articuló una serie de restricciones que fueron tachadas de insuficientes por varios sectores sociales y también políticos. Un ejemplo: se prohibía que una casa de apuestas figure como sponsor nominal, pero se dejaba la posibilidad de llevar su nombre en la camiseta. Pues bien, ahora también desaparece este supuesto y se excluye el patrocinio en las equipaciones deportivas. Además, se limita la visibilidad de estas empresas en televisión, radio y plataformas digitales. Este contenido sería visible únicamente entre la una y las cinco de la madrugada. El Ejecutivo quiere implantar la nueva ley antes de que arranque la próxima temporada.

El Bilbao Basket teme que RETAbet no pueda seguir apoyándole y el Kirolbet Baskonia lo mismo. Nada de poner nombre al equipo ni tampoco figurar en la camiseta. Son dos conceptos claves del patrocinio que dejarían de ser viables en el nuevo marco regulador.

Contar con una fuente de ingresos solvente es vital para una institución como Bilbao Basket que acaba de salir del concurso de acreedores y que tiene por delante un calendario de pagos para satisfacer sus deudas en los próximos años con la Hacienda foral (2,3 millones), Caja Rural (469.000 euros) y Fogasa (235.000). Quieren ver lo que ocurre finalmente con la propuesta gubernamental.

El Baskonia ya está buscando otros patrocinadores. En su caso el contrato suscrito con Kirolbet expira en 2021 por lo que los daños serían menores.

No hay comentarios

Escribir un comentario