El Obradoiro resetea para afrontar un calendario que no da tregua

Rubén Vieira subraya que no caben comparaciones porque no hay precedentes

M. G. REIGOSA (LA VOZ DE GALICIA)

Este fin de semana vuelve la Liga Endesa, tras el parón de la Copa y la ventana FIBA. El Monbus Obradoiro recibirá el domingo a las 12.30 en Sar al Lenovo Tenerife. Será el cuarto partido después de una larga cuarentena y de dejar atrás el covid-19, que afectó a casi toda la plantilla. A corto plazo vienen tres encuentros en ocho días. A medio plazo, diecisiete jornadas en dos meses y medio.

El equipo está mejor que antes del paréntesis

De ello puede dar fe el preparador físico, Rubén Vieira. Otra cosa es calibrar hasta qué punto se ha recuperado. Es imposible, porque no hay precedentes. «Ni siquiera puedes comparar con una pretemporada —explica Vieira— porque en verano los deportistas no están treinta días parados. Además, vienen de una enfermedad de la que sabemos poco. Es un tema muy complejo. Por lo que hemos visto en otros casos, hay deportistas que siguen notando fatiga pasado un tiempo, mientras que otros, que a lo mejor tuvieron incluso más sintomatología, soportan mejor las cargas».

Ante un escenario tan complejo, lo que tiene claro el colectivo es que no valen excusas ni lamentaciones. El propio Rubén Vieira cuenta cómo afrontan esa realidad: «Tratamos de centrarnos en el día a día. Si queremos ser mejores tenemos que mejorar cada día que pasa». Es como resetear pero sin poder saber a ciencia cierta los pasos y los tiempos para recuperar la normalidad.

Ese encuentro es el del domingo ante el Lenovo Tenerife y Moncho Fernández empezó la semana sin los tres internacionales y sin Rafa García, el único jugador que no tiene el alta médica

No hay comentarios

Escribir un comentario