Nuevo show de Nacho Rodríguez

De buen jugador a maleduca persona

¿Recuerdan las imágenes del partido Barcelona-Iberostar Tenerife, en las que se veía al director deportivo azulgrana sentado detrás del banquillo aurinegro, cuando los técnicos del CBC solicitaron su retirada por la excesiva cercanía?… Pues ayer, en el clásico, la volvió a armar.

Nacho Rodríguez vivió su particular batalla a escasos metros de la pista. Mientras el Real Madrid y el Barcelona disputaban el esperado Clásico de Liga Endesa en el WiZink Center, el que es uno de los máximos responsables de la entidad azulgrana se convertía en protagonista por su desmedida actitud. El director deportivo culé, que debía estar en una grada completamente vacía por las medidas sanitarias contra la Covid-19, optó por situarse a pie de pista pese a las constantes peticiones de la seguridad.

Rodríguez, en un primer momento, se colocó en la zona donde suele establecerse el túnel de vestuarios. Como en muchos campos de fútbol, una vez finaliza el tiempo reglamentario, la organización extiende un pequeño túnel de plástico por el que los jugadores acceden a los vestuarios. Una de las zonas en las que habitualmente se producen las primeras conversaciones entre jugadores, rivales y equipos de prensa.

Sin embargo, uno de los rostros encargados de la seguridad del WiZink Center, se tuvo que acercar a Nacho Rodríguez para pedirle que abandonara la zona y regresara a la grada el pabellón. El responsable azulgrana no se lo tomó nada bien. Tampoco cuando uno de los miembros de seguridad, como muestran las imágenes de Jugones, le trasladó que debía abandonar esa zona.

No hay comentarios

Escribir un comentario