Otra paliza (-25) del «Granca», esta vez en la pista de Movistar Estudiantes

CRÓNICA EN LA WEB DEL CB GRAN CANARIA.-

Sin apenas tiempo material para trabajar los errores de las recientes derrotas sufridas ante Real Madrid y Cedevita Olimpija, el Herbalife Gran Canaria buscaba ante Movistar Estudiantes recobrar sensaciones positivas y hallar el segundo triunfo del curso en Liga Endesa.

El inicio de partido fue prometedor para el espectador neutro. Y es que tanto Stan Okoye como Josh Roberson entraron calientes al encuentro convirtiendo sus primeros lanzamientos exteriores. El intercambio de golpes era constante, con ambos equipos mostrando el gran talento individual de sus hombres exteriores. Aparecían Albicy, Gentile o Avramovic. Okoye era quien sumaba en una buena acción en transición (10-10, minuto 5) para igualar la contienda llegados al ecuador del primer acto.

Nunca tuvo el ‘Granca’ una ventaja mayor que la de tres puntos obtenida en el ataque inicial del choque. El ‘Estu’ se mostraba más cómodo sobre el parqué, con Gentile asumiendo galones en ataque, y aportando los puntos necesarios para que el conjunto colegial cerrara el primer parcial con una ventaja de una canasta (23-21).

Se medían los dos peores equipos en rebotes de toda la Liga Endesa, y esa batalla particular la ganaba momentáneamente Movistar Estudiantes. Delgado abría el segundo cuarto, precisamente, anotando tras rebote. Amenazaban los del Ramiro de Maeztu con abrir brecha en el luminoso, pero Ferrari tiraba de los suyos con cinco puntos consecutivos (28-28, minuto 14) para colocar otra igualada en el electrónico.

Las alternancias en el marcador se acabaron en cuanto Movistar Estudiantes apretó un poco más en defensa. Lo suficiente como para que el ‘Granca’ solo fuera capaz de anotar seis puntos en los últimos seis minutos de segundo cuarto. Varios errores en el tiro libre -2/6 en este intervalo de tiempo- ayudaron a que el casillero de puntos del conjunto claretiano apenas se moviera. El ‘Estu’ se encomendaba al talento exterior para sumar y mandar al descanso (40-34).

MISMO GUION

Al descanso, Arteaga sumaba siete rebotes. El ‘Estu’ no solo le ganaba la partida en esa faceta al equipo amarillo, sino que en el propio aro claretiano capturaba más rechaces que el ‘Granca’: 11 rebotes ofensivos por 9 defensivos.

Lejos de reducirse la diferencia en esa lucha, no hizo más que aumentar la brecha. Matt Costello anotaba la primera canasta del tercer cuarto, pero era Movistar Estudiantes quien llevaba la voz cantante. Las segundas, y en ocasiones terceras oportunidades, permitían al ‘Estu’ ampliar la ventaja en el luminoso hasta una máxima de nueve puntos (49-40, minuto 23) tras un triple de Cvetkovic.

Intentaba reaccionar de forma tímida el ‘Granca’ con un parcial de 2-6, pero era imposible ante la sangría bajo los aros y ante la espesura que mostraron los de Porfi Fisac en labores ofensivas. Cinco puntos seguidos de Roberson, que no aparecía en pista desde el primer cuarto, disparaba en el marcador al equipo local (58-46, minuto 27) y dejaba muy tocado al equipo claretiano. El americano, que apenas había entrado en acción, acabó por dinamitar el partido con varios triples consecutivos. Delgado sumaba un palmeo casi imposible sobre la bocina, pero quedaba fuera de tiempo y la diferencia era de 18 puntos (70-52).

No tardó la ventaja estudiantil en llegar a la veintena. Roberson siguió con su espectáculo y el Herbalife Gran Canaria no ponía resistencia. Con seis minutos todavía en el crono, el partido ya no tenía historia (76-54, minuto 34). En el banquillo, Porfi Fisac apelaba a la mejoría personal de los jugadores y al espíritu.

Durante algunos instantes parecía que la ventaja final estaría en la treintena, pero un arranque de orgullo de Jacob Wiley lo evitó. Nueva derrota del ‘Granca’, la cuarta consecutiva en Liga Endesa.

Porfirio Fisac en sala de prensa

«Dos partes diferentes. Una primera donde fuimos capaces de controlar un poco el ritmo para que no se nos escaparan en el marcador a pesar de que ellos siempre llevaran ventajas. Tuvimos mejor solidez defensiva».

«En la segunda parte han trabajado bien defensivamente, con capacidad de salir fácil al contrataque, rompernos hacia dentro para generar tiros fáciles. Nosotros hemos entrado en ese grado de dificultad que tenemos cuando las cosas no vienen bien, de ser capaces de estar unidos y hacer las cosas con criterio».

«Es una función muy importante del entrenador en este momento la de ayudar a los jugadores para que entiendan que la Liga Endesa tiene este tipo de situaciones donde un rival se te va de 10, pero que debes seguir trabajando».

1 Comentario
  • Guarapín
    Publicado el 23:30h, 15 octubre Responder

    Y quieren echar a Beiran

Escribir un comentario