Pau Gasol, 20 años después

Celebra el regreso de Pau viajando en el tiempo a su etapa como estrella acb.

Su debut, su primera canasta, su primer gran partido, su explosión y su boom total.

Así le veíamos, así hablaba, así se fue. ¡Para recordar!

ARTÍCULO DE: Daniel Barranquero

1- El debut

Un 17 de enero de 1999 comenzó el cuento de hadas de Pau Gasol en el mundo profesional. Fueron solo 29 segundos, en una derrota por un amplio 92-78 contra el Cáceres en el Pabellón Universitario V Centenario, allá por la Jornada 31.

Sin embargo, ese estreno, de la mano de Joan Montes, allanó el camino para los años venideros. Tras ser campeón de España en categorías inferiores y europeo con la selección (Varna 98), el siguiente peldaño fue esencial. Lo más complicado ya estaba hecho.

.

2- La primera canasta

Pau tuvo que esperar hasta el 7 de marzo de ese año para volver a jugar con el primer equipo. Ocurrió en la Jornada 26, en la cancha del Lobos Caja Cantabria, donde pasó de 29 segundos testimoniales a disputar casi diez minutos en el Pabellón Vicente Trueba, donde su Barça arraso (64-100).

Allí, Gasol anotó su primer tiro libre, su primera canasta de 2 y su primer triple. 6 puntitos y 8 de valoración en 9 minutos y 45 segundos más que bien aprovechados.

3- 25 minutos en la élite

En aquella 1998-99, Pau Gasol solo jugó otros dos encuentros en la acb, ya en tiempos de Playoff. Diez minutos y medio frente a Girona Gavis, en el 2º de cuartos, y otros 5 minutos en el 2º de semifinales frente a Estudiantes.

Gasol, que jugó el resto del año en EBA, alcanzó los 4 partidos en el primer equipo, conun total de 25 minutos, en los que tuvo tiempo a sumar 12 puntos, 4 rebotes, 4 faltas recibidas, 2 asistencias, 1 robo y 13 de valoración. A efectos de palmarés, a ver quién se atreve a quitarle aquel título liguero conquistado por su equipo en 1999, contra el Caja San Fernando.

©

4- El efecto 2000

Reforzado tras ser campeón del mundo en Lisboa 99, el entonces ala-pívot se hizo un habitual del primer equipo, con el que vivió su primer gran momento justo nada más arrancar el año 2000.

Como apunte curioso, Pau estuvo presente en el peor partido ofensivo del Barça en era acb (¡56-45 en la cancha del Estu!). E incluso así, se salvó de la quema, con 7 puntos, 5 rebotes, 2 tapones, 15 de valoración y el doble de acierto (60%) que el resto de sus compañeros (31%).

5- Un aviso serio

El Barça se quedó con un sabor de boca muy amargo en aquella final del año 2000 frente al Real Madrid, la conocida como la Liga de Djordjevic. Sin embargo, antes de caer en casa en el 5º encuentro, con solo 7 minutos para Pau, el de Sant Boi ilusionó firmando su mejor encuentro hasta el momento en el primer equipo en toda una final. Antes ya les endosó 15 puntos en Copa.

En el 4º partido de la serie, en tierras madrileñas, Pau Gasol aprovechó sus 14 minutos de juego para sumar 13 puntos, 3 rebotes, 5 faltas recibidas y 17 de valoración. Solo un anticipo de lo que estaba a punto de suceder.

6- Un diciembre mágico

Si Pau estreno el año 2000 ilusionando, lo cerró aún mejor, tomando galones en el Barcelona después de la marcha de Seikaly, cuyo fichaje nunca salió bien. En diciembre, Gasol se desmelenó del todo entre las Jornadas 10 y 13.

Su primer gran partido, contra el Real Madrid: 20 puntos, 8 rebotes, 2 tapones y 28 de valoración. A continuación, nuevo tope personal en valoración (29) en su duelo frente al Caja San Fernando, con 19 puntos, 9 rebotes y 2 tapones. Más tarde, un 13-7 contra Gijón para completar su mes mágico frente a la Penya: 11 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 25 de valoración. La cosa iba muy en serio.

7- Una luz cegadora en Málaga

Es, seguramente, el momento que más se recuerda de la etapa acb de Pau Gasol, su explosión total y absoluta en la Copa del Rey de Málaga 2001, donde se vistió de campeón con una actuación prodigiosa.

El 18 de marzo, en la final contra un Real Madrid que mandó durante muchos minutos, Pau se dio a conocer en el resto del mundo con una actuación portentosa: 25 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 3 robos, 8 faltas recibidas, 39 de valoración, un trofeo copero y el mejor halago en las palabras del técnico rival, destinado a vivir con él grandes momentos. «Desde los tiempos de Petrovic, no había visto a nadie dominar igual». Palabra de Sergio Scariolo.

8- La regularidad de una estrella

Más allá de los destellos, que suelen ser los que más permanecen en cada retina, el verdadero mérito de Gasol en pleno boom fue mantener una línea constante a un altísimo nivel, sin altibajos ni treguas.

El dato impacta: en sus últimos 18 partidos acb, desde la Jornada 30 al definitivo encuentro de la final, Pau no bajó de los dobles dígitos de valoración. En 16 de esos 18 encuentros, ni siquiera bajó de la docena de puntos.

9- Un Playoff perfecto

Con Pau Gasol en modo arrollador, el Barça vivió uno de los Playoff más placenteros de su historia. En aquel de 2001, despacharon a cada rival por la vía rápida, con un 3-0 en su serie. Fórum Valladolid, Unicaja y Real Madrid nunca supieron frenar al astro barcelonista.

El de Sant Boi finalizó el Playoff con una media de 15,6 puntos, 7,7 rebotes y 23,2 créditos de valoración por encuentro, con un dato curioso. En todos los encuentros de semifinales y final, sin excepción, firmó un 50% en el triple. Parecía ya capaz de todo.

acb Photo

© acb Photo

10- Los topes de una leyenda

El 21 de junio de 2001 Pau Gasol jugó su último partido en acb. Curiosamente, el mejor de todos ellos en competición liguera, tope de valoración incluido (37), merced a 22 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 6 faltas recibidas.

Justo antes de su marcha, el catalán dejó alto el listón en cada uno de sus topes. El de anotación llegó en semifinales contra Unicaja (27, en el mismo Martín Carpena en el que deslumbró en Copa), el de tapones (4) lo logró por partida doble en el Playoff Final frente al Real Madrid y tanto el de asistencias (4) como el de robos (3), los igualó en el último de sus partidos como barcelonista, en el que logró otro hito. Nadie antes había logrado ser en un mismo año MVP de la Copa y del Playoff.

11- Un balance engañoso

El ’16’ del Barça acumuló unas medias que, a simple vista, no impactan tanto, lastradas por sus primeros partidos, con presencia testimonial y estadísticas mucho más modestas.

Con todo ello, Pau fue capaz de elevar sus números, tras 81 partidos acb, hasta los 8 puntos, 3,9 rebotes, 0,8 tapones y robos, 0,7 asistencias y 10,5 de valoración media en poco más de 18 minutos de juego de promedio. En tiros libres flojeó (62,5%), en tiros de 2 siempre fue un seguro (59,6%) y en triples fue a más (34%). Dos Ligas ACB y una Copa antes de cumplir los 21.

12- Un propósito de enmienda

Justo antes del draft que cambiaría su vida, Pau Gasol habló con acb.com, en uno de los artículos más antiguos que guarda la actual web. Ya va para dos décadas.

En aquella entrevista, Gasol explicó el porqué de la coincidencia de sus mejores partidos con los días más grandes para su equipo, dándose a sí mismo un toque de atención: «Es cierto que la motivación es un factor que a mí me influye mucho y a hay partidos en los que me cuesta mucho motivarme y estar dentro del partido. A veces cometo el error de no estar al 100% en algunos partidos que creo que son bastante fáciles y este es un aspecto que debo mejorar en el futuro».

13- Una marcha confirmada, una estrella mundial

Cuando Pau Gasol apareció en la posición número 3 del draft, a pocos le quedaron dudas de que su marcha a la NBA era un hecho. Poco tiempo después, viéndole en la selección española al máximo nivel internacional, los esquemas volvieron a cambiar. No es que pareciera que el catalán pudiera tener sus minutos en la NBA. Más bien es que podía ser, incluso, uno de sus protagonistas.

Para el recuerdo, su auténtica confirmación en el Eurobasket 2001, con un duelo para la historia frente a Dirk. El alemán sumó 43 puntos, pero el 31-10 de Pau Gasol acabó valiendo un bronce. Pau se iba a lo grande.

©

14- Los consejos de Aíto García Reneses

La leyenda recuerda una y otra vez que Aíto García Reneses le aconsejó quedarse un tiempo más en el Barça. Sin embargo, y como mejor muestra el propio artículo que el técnico publicó en esta web, lo cierto es que García Reneses fue uno de los que mejor anticiparon todo lo que estaba por llegar en la carrera de Pau Gasol.

«Es difícil escuchar -como Pau lo hace- procesando perfectamente la información que recibe y asimilando al instante lo que es convincente. Para ello hay que tener criterio y una personalidad bien definida. (…) ¿Qué le diferencia de la mayoría para haber tenido una progresión tan «geométrica», casi «exponencial»? Además de una gran ambición, algo imprescindible, un muy buen nivel intelectual. Aunque creo que hubiese sido mejor para él permanecer más tiempo en nuestro equipo, confío en su triunfo en la NBA. A pesar de todo, si me veo obligado a elegir, prefiero el riesgo de una marcha prematura de un jugador con ambición a otro que se acomode».

15- Un adiós marcado por el 11-S

Parece que fue hace mil vidas, pero el 11 de septiembre de 2001, que tanto marcó a los que lo siguieron por televisión, condicionó el propio adiós de Pau Gasol, que pensaba despedirse de la afición barcelonista en el Camp Nou, en un partido de Champions aplazado tras los atentados. Antes de irse, pudo pasar por la acb, donde regaló su camiseta y recibió el reloj de los campeones de manos de Portela, al haber ganado la ACB 2000-01.

Finalmente, tras despedirse de todos sus amigos, Pau tomó el avión la mañana del 22 de septiembre, rumbo a Memphis. Tuvo que presentarse cuatro horas antes, por las medidas de seguridad, y se marchó solo, encontrándose con su agente, Arturo Ortega, en el aeropuerto de Atlanta. A la semana siguiente ya se reencontraría con sus padres y sus hermanos, Marc (15 años) y Adrià (7), en tierras americanas. «Esta pasada semana hubo veces que tuve un poco de miedo, pero ahora estoy convencido de lo que hago. Echaré de menos esta ciudad y a mucha gente. A mis amistades más cercanas, a mi familia que se queda aquí, a un tal Juan Carlos Navarro… de todos me acordaré cuando suba a ese avión».

16- El bonus del chat

A modo de bonus, para completar su ’16’ mágico, no te pierdas el chat con Pau Gasol con sus seguidores de acb.com, justo el día antes de partir hacia una nueva vida.

Málaga, su cancha favorita; Orenga, su mejor defensor. Sus ganas a Minnesota, la ilusión sobre el futuro de su hermano Marc… una charla que hoy resulta aún más curiosa, todo un reflejo de la época, hoy nuevamente de actualidad. Otra vez con Jasikevicius, ahora como entrenador. Dos décadas más tarde, Pau vuelve al Barça. 20 años después… Pau es acb.

No hay comentarios

Escribir un comentario