SEMIFINALES: El Real Madrid es el claro favorito, pero…

… será una cita para soñar. Sin nada que perder y en medio de un 2020 irremediablemente atípico, el Iberostar Tenerife abre este sábado un nuevo curso oficial con un desafío de máxima dificultad en un escenario histórico para la entidad canarista, anfitriona por primera vez en su vida de la Supercopa Endesa.

El grupo de Txus Vidorreta se mide al vigente campeón del torneo, el potente Real Madrid (Santiago Martín, 20:30 hora insular, #Vamos), por un puesto en la gran final del domingo; mientras que por el otro lado del cuadro harán lo propio el actual campeón de Liga, el TD Systems Baskonia, y el FC Barcelona, subcampeón liguero (17:30 hora insular, #Vamos).

Los aurinegros afrontan el reto tras una pretemporada marcada por el varapalo del domingo, a raíz de la grave lesión sufrida por una de sus nuevas incorporaciones, el serbio Dejan Todorovic. Hasta ese innegable revés, los tinerfeños venían de acumular un triunfo ante el Granca (73-76) y dos derrotas ante el propio conjunto amarillo (84-86) y el Urbas Fuenlabrada (89-84).

La de este sábado será la puesta de largo oficial como aurinegros de los fichajes Bruno Fitipaldo (ex Burgos), Tyler Cavanaugh (Alba Berlín) y Emir Sulejmanovic (Bilbao); así como el reencuentro con la camiseta canarista, en su segunda etapa, del realejero Sergio Rodríguez (Bilbao) y del canadiense Aaron Doornekamp (Valencia).

Asegurada además la continuidad de su espina dorsal (durante el verano ampliaron su vinculación con el club el propio Txus Vidorreta, así como Marcelinho, Shermadini y Díez), el Iberostar Tenerife buscará la sorpresa ante uno de los trasatlánticos del basket europeo en el inicio de un carrusel de bonitos desafíos, cuya segunda etapa aguarda a la vuelta de la esquina, apenas en cinco días, con un duelo europeo ante el Oostende por un puesto en la Final a Ocho de la #BasketballCL.

Enfrente, el Canarias se topará con un rival, el Real Madrid, que llega invicto de su pretemporada, tras saldar con triunfo sus cuatro amistosos ante Movistar Estudiantes (79-69), Coosur Real Betis (68-66), TD Systemas Baskonia (88-73) y Casademont Zaragoza (91-75). Seis veces campeón de la Supercopa Endesa, incluidas las dos últimas ediciones, el conjunto blanco visitará la Isla con dos fichajes nacionales de relumbrón: Carlos Alocén y Alberto Abalde.

Los de Pablo Laso contarán un año más con un bloque diseñado para pelear por todos los títulos, un roster plagado de jugadores determinantes en todas las posiciones. La calidad de Campazzo en la dirección; el liderazgo de Sergi Llull; la batería de exteriores que forman los Rudy, Carroll y compañía; la versatilidad de Randolph, Deck o Thompkins; el oficio de Felipe Reyes o el poder interior de Tavares, serán algunos de los factores a contrarrestar.

Tratará no obstante el Iberostar Tenerife de romper las quinielas amparándose en las señas de identidad que tantas alegrías le depararon en los últimos años: criterio y solidaridad a la hora de mover el balón, un meticuloso y trabajado entramado defensivo y un esfuerzo colectivo, de cuya intensidad, cohesión y aguante dependerán muchas de sus opciones de sorpresa, junto a un aspecto imprescindible para derrotar a cualquier grande: el acierto ofensivo.

No hay comentarios

Escribir un comentario