Sencillez y brillantez en el homenaje del Torneo Salvador Lecuona a Paco Chinea y Sixto Trujillo

La situación sanitaria y el respeto a las medidas establecidas por el Gobierno de Canarias han marcado el inicio del ya tradicional Torneo de Tenis Salvador Lecuona, acontecimiento popular que organiza Jorge Lecuona en honor a su padre, una leyenda del deporte de la raqueta que da nombre al Centro Insular de Tenerife de Tenerife.

La limitación de asistentes hizo que el homenaje a dos hombres del deporte de la canasta, con más de 40 años de trabajo al frente de sus respectivos clubes, se viese reducido a siete personas. Sin embargo ese estar en familia y la sencillez del acontecimiento no restó la importancia que merece el quehacer durante décadas de Paco Chinea, presidente y fundador del CB Unelco en los años setenta, y de Sixto Trujillo, toda una vida en el CB San Isidro, pasando por sus facetas de jugador en los cincuenta, entrenador en los setenta y presidente desde los ochenta.

Paco y Sixto escucharon atentamente las palabras de felicitación al tiempo de agradecimiento de Jorge Lecuona, un hombre también de la canasta, «jugando muchos partidos con la camiseta del Náutico en las canchas de Unelco y San Isidro, siempre con la imagen de las dos personas a las que hoy el Torneo Salvador Lecuona distingue», indicó el organizador.

Trujillo y Chinea recogieron de la mesa, siguiendo el protocolo del COVID19, sendas placas, al tiempo que mostraron su enorme agradecimiento por este reconocimiento. «Hemos estado, y seguimos estando, muchos años aportando nuestra colaboración desinteresada a nuestros clubes, aportando nuestro granito de arena para que cientos de deportistas y entrenadores puedan tener un club en el que desarrollar la actividad deportivo«, indicó Chinea y ratificó Trujillo.

El acto concluyó con la foto de familia, con participantes de una edición limitada del Torneo Salvador Lecuona. Acompañó y ejerció de chofer del «jefe Chinea» el jugador de Costa de Marfil Diadie Coulibaly.

No hay comentarios

Escribir un comentario