Las dos peñas aurinegras ya están representadas en cada partido

Otro pasito más en el Santiago Martín. Hay partidos de Liga Endesa, se permite a los consejeros del club anfitrión asistir a los encuentros y ayer, por fin, se ve en las gradas lo que otros clubes ya lucían en choques de esta competición nacional, las grandes banderolas de las peñas. Ahora solo queda que se permita la presencia de aficionados, aunque sea en cantidad muy reducida, para ver con mayor claridad la luz que nos haga salir del túnel.

Los empleados y colaboradores del CB Canarias, con la complicidad de los dirigentes de las peñas San Benito y Frente los Pollos Amarillos, desplegaron esas banderas, con lo que desde la tele el aspecto gana en colorido y en sentimientos, porque jugadores y entrenadores saben lo que simbolizan esas dos grandes banderas, el respaldo desde casa de la afición.

En algún momento llevará el volver a reencontrarnos en esas gradas con los amigos canaristas de toda la vida y animar al equipo bajo el ritmo de los bombos y demás instrumentos de las dos peñas aurinegras.

Mientras esperamos nos queda la enorme satisfacción como el Iberostar Tenerife sí sabe caminar sin el calor directo de la grada, cosechando el mejor arranque liguera de su historia con esa suma continuada de victorias, ¡cinco en total!, lo que nos permite mirar cada día la clasificación ACB y comprobar que ese 5-0 no es un sueño y sí una realidad.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario