El árbitro canario Gregorio Ndong, en el Clinic FEB

La experiencia vital de las promesas del arbitraje español

Gregorio Ndong y Adrián Rodríguez son dos de los participantes del Clinic de Árbitros FEB que se está celebrando en Alcobendas durante toda la semana. Dos ‘promesas’ del arbitraje español en busca de experiencias formativas.
“Son días muy intensos y productivos. Con clases mañana y tarde” afirma Adrián Rodríguez, uno de los 24 participantes del Clinic de Árbitros FEB que se está celebrando en Alcobendas desde el pasado lunes. Son jóvenes, y han sido designados por sus respectivos Comités Autonómicos para participar en esta experiencia formativa de 24 horas al día.

Preparación física, clases teóricas, exposiciones… todo en formato ‘burbuja’ como medida de seguridad. “La convivencia con los compañeros, chicos y chicas de otras comunidades en tu misma situación, y con los profesores, gente de gran nivel en el mundo del arbitraje, es uno de los alicientes del Clinic” afirma Gregorio Ndong (Federación Canaria).

Ambos se sienten agradecidos simplemente por estar ahí. “Es un sueño” afirma Ndong, que reconoce que “vas representando a tu Comunidad Autónoma. Debe ser algo así como entrar en una selección española cuando eres jugador.” Para Adrián Rodríguez (Federación Extremeña) «es un premio que tu Federación te designe para participar en este Clinic. Y la sensación es que quieres aprovecharlo para tu formación y para ir teniendo experiencias.”

Adrián lo compara con los Campeonatos de España: “allí tienes el factor competitivo, pero aquí tienes el plus de conocer a gente que está ahora mismo dirigiendo partidos de ACB y que hace tan solo unos años estaba en nuestra misma situación.” Gregorio Ndong añade que “estamos viendo aspectos más complejos que igual no se dan en tu Federación Autonómica.”

Los 24 participantes de este Clinic tienen características comunes. Todos han jugado al baloncesto y son, como afirma Adrián “unos frikis de esto”. En algún momento han cambiado de jugar a dirigir partidos – ”en mi caso, porque al estudiar Bachillerato tenía menos tiempo libre para entrenar con el equipo y comencé a arbitrar” cuenta Ndong, – pero todos ellos tienen esa pasión y ‘vocación’ de arbitraje: “cada uno tiene sus inicios en el arbitraje, pero todos tenemos claro que solo se quedan los que tenemos vocación” sentencia Adrián.

No hay comentarios

Escribir un comentario