«La situación en el baloncesto palmero es complicada, está en un punto que no sé si tiene retorno»

Ha pasado ya más de un año de la retirada de IVÁN DÍAZ, después de ejercer más de 30 de árbitro, con 23 temporadas en la FEB

Hoy, con la tranquilidad de estar alejado de la presión de las pistas de juego, queremos saber su punto de vista sobre los últimos acontecimientos que han sacudido al baloncesto en su isla

«En los últimos años ha habido demasiadas situaciones de “alta tensión” que para nada han beneficiado al baloncesto»

ENTREVISTA DE:

AGUSTÍN ARIAS

 

Sigue usted de cerca el baloncesto aunque haya colgado el silbato?

Por supuesto, he estado retirado del arbitraje pero no de mi deporte favorito, sigo en contacto con el colectivo insular de la isla en las acciones de formación, cuando así me lo han solicitado desde la FCB, así como acudo a las llamadas de los clubes insulares cuando necesitan alguna charla, sobre Reglas de Juego, o incluso arbitrando algún partido de veteranos.

Llegó al arbitraje cuando La Palma cestista gozaba de excelente salud. ¿Tiene pronóstico establecido de la razón por la que «el balón» se encuentra ahora mismo en la UVI?

El baloncesto en la isla ha sido “la niña bonita” del Cabildo Insular, hemos tenido unos privilegios de los que han carecido otros deportes, tuvimos equipos en LEB Oro y EBA, y el baloncesto de Base estaba totalmente cubierto por Ayuntamientos y Cabildo, que cubrían todos los costes: monitores, equipamientos, licencias, seguros, arbitrajes, etc. Sin embargo, ya sea por la nueva situación económica las Administraciones Públicas, por la gestión de la Federación Insular o la falta de entendimiento entre Clubes y Federación, así como entre Clubes y Cabildo, la realidad es que entre todos han acabado con la paciencia de Cabildo y Ayuntamientos que han decidido que sea la Federación la que establezca las pautas y sean federadas todas sus competiciones, excepto los kínder. Ahora le toca a cada Club, a la Federación, buscar los recursos, económicos y humanos, para organizar las Ligas, y ello es cuánto menos complicado, pues muchos de éstos no tienen la masa social o el apoyo de empresas para sufragar los costes de jugar al baloncesto. La isla es pequeña, no hay grandes empresas, no todas las familias pueden pagar para que sus hijos o hijas jueguen al baloncesto, o puedan incluso viajar si juegan en una liga regional. Sin duda, la situación será complicada para todos.

Desde Tenerife no se entiende cómo puede existir tanta división entre clubes cuando tampoco hay miles de licencias en el baloncesto de La Palma? ¿Acaso todos se miran el ombligo y no luchan por el interés colectivo?

Somos pocos y echo de menos algo más de unidad por el baloncesto insular. Efectivamente, creo que aunque es lógico que cada equipo defienda sus intereses y objetivos, en la isla, sin embargo, en los últimos años ha habido demasiadas situaciones de “alta tensión” que para nada han beneficiado al baloncesto. Clubes enfrentados, que no son capaces de llegar a entendimientos básicos ni para fijar las horas de los partidos o los horarios de los entrenamientos, cuando comparten instalaciones municipales, graves rencillas porque monitores de un equipo van a otro, llevándose consigo a jugadores o jugadoras con ellos, o porque se sienten más o menos beneficiados por las decisiones que se hayan podido tomar desde la Federación o el Cabildo Insular, etc. Al final, el que ha salido perdiendo con toda esta crispación es el baloncesto.

Hay gente histórica que no quiere meterse de lleno en la problemática por no salir mal parado. ¿Tan mal está la situación?

La gente de baloncesto de toda la vida ya no está vinculada al baloncesto actual, aquellos que estaban en anteriores directivas de la Federación Insular o entrenando, ya no están. El baloncesto actual exige de mucha dedicación y tiempo que no todos tenemos. Igualmente también de recursos humanos  y económicos que no siempre se encuentran. En la isla hay incluso carencia de monitores y entrenadores, tanto como de árbitros, pero también de personas que de manera altruista dediquen su tiempo a sacar adelante el proyecto de un equipo o incluso de colaborar con la propia Federación, que no siempre ha encontrado el apoyo que quizás los clubes debían de prestarle. Y si hablamos de dinero, nadie hace ya nada sin querer una compensación económica a cambio, por lo que se hace más que necesario lograr patrocinadores y ayudas para mantener la estructura actual de baloncesto en la isla.

El arbitro de baloncesto palmero, Iván Díaz, también tiene su retrato en «El Zaguán de Carlines”

¿Está al límite la paciencia en las instituciones que han ayudado al baloncesto en los últimos 40 años?

Bueno, la respuesta lamentablemente es que creo que sí. He estado colaborando hasta con cuatro directivas diferentes en la Federación Insular y he coincidido hasta con seis Consejeros de Deporte en el Cabildo, de diferentes partidos políticos, y entiendo que todos tuvieron que tener unas altas dosis de paciencia para comprender y sortear las dificultades que se iban presentando todas las semanas. Te puedo decir que muchas veces era prácticamente imposible lograr el entendimiento de clubes, incluso para fijar las fechas de los calendarios, horas de juego o lugares de celebración, hasta el Comité de Competición del propio Cabildo tuvo que hacer frente a situaciones demasiado inverosímiles, aquí en La Palma parece que a algunos clubes les importa más quedar campeón de Minibasket que formar jugadores, y lo más triste es que al final lo más importante, que es qué los niños y las niñas se diviertan jugando al baloncesto, pasa a un segundo plano.

¿Qué papel ha jugado la FIBLP en la última década? ¿Cree que hay exceso de protagonismo y pocas ganas de unir fuerzas?

He formado parte y colaborado con la Federación Insular de Baloncesto de La Palma desde que regrese a la isla, hace ya 20 años. Lamentablemente ya no es así. Tuve discrepancias (notablemente importantes) con la actual directiva de la misma y decidí dar un paso a un lado. Creo que la Federación necesita sobre todo de mayor apoyo por parte de los clubes, porque la Federación es de los clubes. Deben ser los propios clubes los que determinen y apoyen cambios e iniciativas adecuadas para el normal desarrollo de las competiciones insulares, para que todos, por encima de los objetivos de cada club, logremos una unión del baloncesto insular que se ha perdido y qué ha quedado manifiesta en las últimas temporadas. El último año no ha habido Ligas insulares, ni masculinas ni femeninas, sólo baloncesto de base, y nuestros Cadetes y Juniors compiten en las competiciones regionales, donde nuestros equipos, dado el formato en el que juegan, apenas pueden competir, y reciben derrotas abultadas, donde no se yo hasta qué punto un jugador cadete disfruta del baloncesto cuando pierde partido tras partido por más de 50 puntos.

Desapareció el UB La Palma de la élite por mala gestión. El CB Aridane no tiene un proyecto que garantice la continuidad en categoría nacional. Las competiciones de formación no se sustentan con recursos propios…. Se «muere el deporte de la canasta» en su Isla cuando fue cuna de grandes jugadores, enormes proyectos y buenos árbitros?

Creo que las circunstancias del baloncesto en la actualidad son muy diferentes a las de hace 30 años. Antes los chicos y chicas no tenían tantas alternativas de ocio y deporte como hoy. El baloncesto cuesta mucho dinero (licencias, seguros, billetes de avión, dietas, arbitrajes, pago de monitores, etc.) y en la isla si no es por los Ayuntamientos y Cabildo será muy complicado lograr un proyecto deportivo viable económicamente. Es verdad, La Palma ha sido cuna de grandes jugadores, también de grandes árbitros (el maestro Pedro Hdez. Cabrera, pero también Ángel Recuenco, José García Leal o Aldo Rodríguez), sin embargo, hoy tenemos un déficit de todo ello, porque si hay buenos partidos de baloncesto, con buenos jugadores, también saldrán buenos árbitros. Todo está vinculado. Y hoy hay notables carencias de todo ello en la isla.

¿Teme que quienes mandan a nivel regional se agoten de esperar y se termine convirtiendo la FIBLP en una delegación de la FCB?

Pues dependerá de los propios clubes. Si quieren que en La Palma siga habiendo una Federación Insular deben aportar mucho más lo que han hecho hasta ahora. Si nos fijamos en las estructuras de las Federaciones en Tenerife o Gran Canarias vemos como tienen a varias personas profesionales dedicadas a la gestión del baloncesto, y aquí en La Palma, con los recursos que dispone la Federación actualmente dudo mucho que pueda ser viable económicamente, salvo que esos recursos los pongan los propios clubes, como sucede en el resto de Federaciones. Fíjate que Lanzarote o Fuerteventura, quizás con más recursos, son delegaciones de la FCB, ¿será porque a sus clubes les es más rentable? Es complicado, y sobre todo es muy complicado encontrar a un grupo de personas que, con capacidad de gestión y alta dedicación, decidan dedicar de manera altruista todo su tiempo libre al baloncesto de la isla. Antes me nombrabas grandes proyectos como el del UB La Palma, ¿quién queda de ese proyecto en la actualidad?, absolutamente nadie, ¿por qué?, yo también me hago esa misma pregunta y prefiero guardarme la respuesta.

A nivel personal. ¿No le apetecería regresar al arbitraje, al menos para estar cerca del colectivo y ayudarles a seguir creciendo?

Sí, rotundamente sí. He seguido vinculado y en contacto con el colectivo insular. En estos días incluso he hablado el responsable arbitral de la FCB y le ha manifestado mi decisión de volver a arbitrar pero sólo en la isla. Creo que aún puedo ayudar a la formación arbitral y que arbitrando partidos, con árbitros noveles, puedo favorecer su crecimiento, su aprendizaje.  

Y termino ¿Es que no hay manera de rebobinar y ver esta «película» de nuevo para comprobar que se están cargando el baloncesto?

La situación en el baloncesto es complicada, hemos llegado a un punto que no sé si tiene retorno. Los enfrentamientos han sido tan graves que a muchos nos han quitado las ganas de baloncesto. Lo único que espero es que el niño o niña que quiera jugar al baloncesto pueda hacerlo y que disfrute con ello. Está claro que Ayuntamientos y Cabildo favorecerán los proyectos deportivos de los clubes mediante ayudas, como a todos los equipos deportivos, pero los clubes deben implicarse mucho más, deben dejar atrás las rencillas y crispaciones entre ellos, trabajar por tener monitores más y mejor preparados, ya no vale con poner a entrenar al padre del niño, y por supuesto, se deben encontrar personas que dediquen todo el tiempo y esfuerzo posible a la gestión adecuada de nuestro baloncesto en la propia Federación.

3 Comentarios
  • Jugadora
    Publicado el 19:38h, 25 julio Responder

    Bueno, si el cabildo quisiera apoyar al baloncesto haría ligas escolares , de promoción deportiva. Y los clubs fuera.

    Así acababa con el problema. Pero no lo hace. Y si es asi es porque no le interesa sino quitarse la modalidad de PD más costosa porque se juega todas las semanas y son arbitrajes que pagar cada sábado y porque es la modalidad con más puntos de promoción, es decir, deportistas. Y eso se traduce en gasto económico.

    La federación ha sido un tumor para el baloncesto palmero, un ente que solo quiere facturar para ser sostenible

    Y los clubs, o casi todos, han querido más control del que legalmente tenían. Te dan un brazo y te coges la mano. Y luego cambia el partido del Cabildo y pasa de todo

    Aunque el PP dijo en elecciones que venia a solucionar problemas del baloncesto, entre otros. (Cuando la coordinación federativa hacia disparates)

    Al final demostraron que no vinieron a solucionar problemas, sino a QUITARSE EL PROBLEMA DE ENCIMA.

  • Jose D.
    Publicado el 20:24h, 25 julio Responder

    Yo soy representante de un club y no todos hemos querido salir del modelo de Promoción Deportiva. Pero el modelo federativo se impuso y convenció a varios pues pensaban que se les iban a pagar los gastos

    Creo que el cabildo si quisiera apoyar el baloncesto palmero no se quitaría el problema de encima, sino que se quitaría a los clubs de delante, que no es lo mismo ni es igual.

    El cabildo se saca a los clubs molestosos de encima, a una federación que no defendía realmente a la base sino al modelo federado y sobre todo a los niños y niñas, los grandes perjudicados y víctimas. Patético.

    Chapó por esos del PP que decían que solucionarían el problema del baloncesto. Vaya estafa.

  • PJ
    Publicado el 21:11h, 26 julio Responder

    Que triste, el cabildo dando la espalda a los niños mejor les diera vergüenza

Escribir un comentario