Aniano Cabrera en las páginas de EL DÍA

En esta época Aniano Cabrera ya empieza a poner un ojo en la planificación deportiva del curso siguiente. En la Copa del Rey de Madrid, sin embargo, todo será diferente, sobre todo por la incertidumbre que rodea a la ACB para el próximo año.

CARLOS GARCÍA (PERIÓDICO EL DÍA DE TENERIFE)

¿Cómo llega el Lenovo Tenerife a esta Copa del Rey?

Creo que estamos en un buen momento. Hemos logrado mantener el nivel competitivo en el inicio de la segunda vuelta, sumando dos victorias y perdiendo solo con el Baskonia mostrando una buena imagen y con opciones de ganar. El equipo está preparado para poder competir.

Quizá existe cierta sensación externa de la necesidad de tenerle que ganar al Burgos porque no se trata de un rival grande…

Grandes somos los ocho equipos que estamos metidos en la Copa. Te lo juegas a un solo partido. En su día nosotros eliminamos al Unicaja y al Valencia, pero el año pasado nos eliminó el Andorra. Si no estás bien te puede ganar cualquiera. Quizá lo que suceda es que empezamos a pensar que somos más de lo que somos, y ahí lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para intentar mantener el nivel de los últimos años; y si perdemos contra el Burgos porque ha sido mejor, pues se le da la mano. Pero venimos pesando que si hacemos las cosas bien tenemos opciones de ganar.

Hace justo un año el CB Canarias ganó la Intercontinental y una semana después cayó en cuartos de la Copa. ¿Le puede suceder lo mismo ahora al Burgos?

Es diferente. Nosotros tuvimos dos partidos complicados. Jugamos viernes y domingo y luego el jueves, ellos solo el sábado pero con muchas horas de vuelo por medio. No creo que mentalmente les afecte, y menos cuando no hay posibilidad de celebración.

Esta Copa del Rey será diferente para casi todo el mundo. ¿También para usted? Porque en este tipo de citas se cierran o avanzan muchos acuerdos de cara al futuro, como por ejemplo hicieron con Shermadini en Málaga hace un año…

Será una situación diferente porque prácticamente nos encontraremos en una burbuja. Es verdad que estamos más limitados, pero trataremos de mantener ese trabajo de otras ocasiones. El año pasado nadie imaginaba que la pandemia tuviera estas consecuencias, mientras que ahora hay que ajustar mucho el tema económico y todo debe ser con más cautela. Es que por ejemplo, ni sabemos si habrá público el año que viene, a lo que se añade que estamos pendientes de la posible nueva normativa de los cupos, lo que podría cambiar un poco el escenario de la configuración de muchas plantillas.

En este nuevo escenario de restricciones y limitaciones económicas, ¿son los jugadores, a nivel global, los que están obligados a dar el siguiente paso para adaptarse a la realidad?

Por suerte no hemos tenido que llegar a esa situación. Este año que llevamos de pandemia lo hemos toreado de la mejor manera posible, pero no me quiero anticipar a situaciones que no controlamos. Ya hubo que hacer algo parecido en abril, y en ese momento la predisposición de todo el mundo fue total… Ahora es verdad que estamos jugando sin público, y tampoco sin bastantes otros ingresos de empresas que antes colaboraban porque su inversión tenía mucha más efectividad… Y también hay que tener en cuenta que, por varias razones, debemos tener una plantilla larga.

La ACB les indicó hace unos días que se olvidaran de tener público en las gradas esta temporada…

Sí. No salimos de una ola y ya nos hemos metido en la siguiente, y aunque en Tenerife estamos en una situación mucho más favorable a la que sucede en el resto de España, debemos regirnos por lo que indica el Consejo Superior de Deportes. Eso lo complica todo.

También se habla de la petición de un posible rescate al CSD para amortiguar las pérdidas…

La palabra correcta no es rescate. El CSD tiene los datos económicos de todos los clubes y sabe qué ingresos se han dejado de producir y las pérdidas que se han ocasionado; o los gastos que generan ahora los protocolos y los materiales de seguridad y prevención. Por medio de las ayudas que la Unión Europea podría dar al deporte se estudiaría alguna fuente de financiación, que no es lo mismo que un rescate. Todo lo que nos llegue será importante, porque lo ideal es perder lo menos posible para intentar mantener el nivel que tenemos actualmente.

Tras lograrlo en la Copa, ¿ve al equipo luchando también por ser cabeza de serie de cara al play-off?

Estamos relativamente cerca de clasificarnos. El primer objetivo es ratificar nuestra presencia en los ocho primeros puestos, y sobre todo ver cómo venimos después de la Ventana, que por ejemplo el año pasado nos dejó sin Santi Yusta. Tenemos un mes de marzo muy trepidante con nueve partidos entre ACB y Champions, y el añadido de que nos toca en medio una jornada de descanso. No será sencillo mantenernos en esos cuatro primeros puestos porque vienen equipos apretando, pero habrá que competir por ello.

No hay comentarios

Escribir un comentario