«Con este escudo y esta camiseta jamás debes bajar los brazos»

AGUSTÍN ARIAS.-

Todos quedaron «tocados» al finalizar el partido de ayer en Italia. Un segundo tiempo difícil de explicar que permitió al Dinamo Sassari resurgir de sus cenizas (estaba siendo sometido al buen juego aurinegro en la primera mitad) y establecer un tanteo de escándalo, inusual cuando se trata del Iberostar Tenerife.

Hay que revisar campañas anteriores para encontrar un peor segundo tiempo que el protagonizado por Txus Vidorreta y sus muchachos en un partido oficial. Pero encajar un parcial tan amplio es lo menos grave, lo peor fue la evidente bajada de brazos y la carencia de algo tan importante como la concentración sobre el parquet y en los banquillos.

Está claro que los árbitros sacaron de sus casillas a los aurinegros, pero jugadores con la experiencia de Marcelinho Huertas no pueden dejar «colgado» al equipo al recibir dos técnicas y ser descalificado. Ya le sucedió en la campaña pasada también en la BCL, en partido jugado en casa. Hay que morderse la lengua y meterse las manos en los bolsillos cuando los árbitros se equivocan en tu contra, por muy descarado que sea. Como debe controlarse el coach, quien lleva dos técnicas consecutivas, una en el Palau y ayer en Italia.

Luchar por cada balón es una de las señas de identidad del CB Canarias, el de toda la vida

Es evidente que el Canarias del segundo tiempo no es el equipo que «muere matando» y que pelea por cada balón. Ni por asomo se asemeja al Iberostar Tenerife que remontó 24 puntos en Murcia para acabar ganando en el último segundo. ¡Ese es el equipo que queremos ver en una cancha!. Puedes perder, como sucedió en Barcelona, pero con la cabeza bien alta al haber peleado hasta el final.

Quiero suponer que el mensaje lanzado por Vidorreta en la misma cancha italiana nada más acabar el partido llevaba esta línea. La de hacer comprender a sus jugadores que no se puede repetir lo sucedido ante el Sassari italiano en los segundos 20 minutos. Habrá apelado a la responsabilidad. A la necesidad de defender siempre con dignidad el escudo que llevan en sus camisetas. A no bajar los brazos ante situaciones extremas, ante arbitrajes escandalosos. Perder la concentración es algo que jamás debe hacer un deportista.

Toca levantarse

Me quedo con la frase de Txus en sala de prensa: «Estoy seguro que nuestro rendimiento el domingo será mucho mejor»

1 Comentario
  • Yo
    Publicado el 21:31h, 05 noviembre Responder

    ¡ AMÉN!

Escribir un comentario