«Cuando se JUEGA con el futuro de un Club»

AGUSTÍN ARIAS.-

«Hace 18 meses, día arriba, día abajo, la Consejería de Educación del anterior Gobierno de Canarias firmó un protocolo tremendamente beneficioso para el deporte. El mismo hacía viable que las instalaciones deportivas de los Institutos de Enseñanza Secundaria, dependientes de Educación, fuesen utilizadas, en horarios no lectivos, por clubes federados, con lo que se multiplicaba el uso de las mismas. 

Uno de los institutos con este convenio fue el IES Anaga, siendo el beneficiado el CB Santa Cruz, entidad cestista que desde los 90, aunque con el nombre de CB Atlantis, venía disfrutando de las instalaciones del centro docente. Muchas ediciones del Torneo de Reyes se disputaron allí, con presencia de equipos peninsulares de categorías de base.

Se creo una Comisión de Seguimiento para velar por el cumplimiento de las normas establecidas, entre ellas la obligación del club de aportar una cantidad mensual para ayudar al IES Anaga al mantenimiento de las canchas. 

Pasados apenas 18 meses, el beneficiario del acuerdo se ha visto con la desagradable noticia de que ya no son los inquilinos de esas instalaciones. «Alguien» se ha saltado lo establecido y ahora el RC Náutico de Tenerife anuncia en redes sociales que ya sus equipos disfrutan de las canchas del IES Anaga lo que, cuanto menos, es POLÍTICAMENTE INCORRECTO, pues conoce la historia y sabe que se está metiendo con los intereses de otro club chicharrero y sin tantos recursos económicos al no estar respaldado por una sociedad.

Al parecer, la mala armonía existente entre la dirección del centro escolar y el presidente del CB Santa Cruz ha sido el detonante que ha llevado a «alguien» al cambio, dejando a un club cestista con más de 400 deportistas sin «cuartel general» donde poder desarrollar sus entrenamientos, mientras se le han concedido un nuevo lugar a una entidad, el RC Náutico de Tenerife, que además de disponer de instalaciones propias viene haciendo uso del polideportivo universitario ubicado en la misma avenida.

Se espera que la Dirección Territorial de Educación del Gobierno de Canarias tome cartas en el asunto, cite al presidente del CB Santa Cruz, a quien maneja los hilos en el IES Anaga y consulte a la Comisión de Seguimiento si ha existido incumplimiento en lo pactado en aquel convenio firmado hace 18 meses, día arriba, día abajo.

Habrá que esperar acontecimientos, pues de no encontrarse una salida al conflicto más de 400 niños/as y jóvenes podrían verse sin opción de entrenar y jugar. Y eso llevaría al cierre del CB Santa Cruz, recientemente premiado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por sus 30 años de fundación.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario