«El raro ‘divorcio’ con el 4,60», artículo de Carlos García en EL DÍA

«El Iberostar Tenerife, el equipo que menos tiros libres lanza en las cuatro últimas jornadas»

CARLOS GARCÍA (EL DÍA)

«Se quejaba Txus Vidorreta -con mayor o menor razón en las formas- tras su derrota contra el Madrid del sábado, que el conjunto blanco suele “jugar con impunidad”. Lo hacía en referencia al apretón en defensa que dieron los blancos y que dejó al Canarias en 13 puntos en el último cuarto y solo tres en los 5’41” finales. Cuestión de apreciación, el lamento del preparado del Iberostar. Sin embargo, números en mano, algo chirría en los partidos más recientes de los aurinegros, que han visto como su presencia en el tiro libre ha disminuido de forma alarmante y casi inexplicable.

Repasando el duelo contra el equipo de Pablo Laso, tras el 2+1 inicial de Shermadini, el Canarias solo acudió a la línea en otras tres ocasiones derivadas de sus propias acciones: 1+1 de Guerra en el minuto 9, adicional del propio Gio en el 21, y un 0+1 del citado Fran a 4’50” del final. En total, un raquítico 6/7 en todo el partido. Una cifra muy similar a la que por ejemplo se dio en el tropiezo canarista en Vitoria: 7/9.

Se podría hablar de un común denominador en esos recientes tropiezos, pero lo cierto es que, en medio, las victorias contra el Andorra y el Estudiantes no resultaron ser un dechado de producción desde el tiro libre: 8/12 y 11/19 respectivamente. Cuatro jornadas en las que los canaristas lanzaron menos de 12 libres por partido (32/47), y hasta la fecha los únicos tres encuentros del curso en los que han metido menos de 10.

Los peores registros de toda la competición en este lapso. Un divorcio con el 4,60 que además ha venido acompañado con un acierto muy por debajo (68,08%) de lo que habían mostrado hasta ese momento: 84,34%. La caída en picado se hace aún más patente teniendo en cuenta que el Iberostar fue, entre la jornada 1 y la 14, el segundo equipo que más libres lanzó, casi 22 por duelo, y el que más convirtió (18,23).

Resulta complicado encontrar una causa que, a simple vista, justifique este evidente descenso. El más sencillo pasaría por un cambio en el estilo de juego, asociado a un mayor acierto desde el 6,75. Pero no. Entre las jornadas 1 y 14 el Canarias lanzó 23,54 triples de media, mientras que en las cuatro últimas ha tirado apenas algo más: 26,25.

Más enigmático se vuelve el galimatías en lo que a faltas propiamente se refiere. Los aurinegros han recibido en este tramo más reciente apenas dos faltas menos (19,5) que en el primer tercio de competición (21,61). Personalizando la cuestión en el mayor aglutinador de libres, Gio Shermadini, las cuentas tampoco salen. El georgiano ha lanzado desde la jornada 15 más veces de dos (10,25 por choque) que previamente (8,61) y la diferencia de faltas recibidas apenas ha bajado: de las 5,53 de las jornadas 1 a 14, a las 4,75 de ahora.

Sin embargo, Gio es el gran damnificado de esta sequía: antes tiraba 6,53 libres por partido y desde el 20 de diciembre solo 2,25 por duelo. Que tanto el georgiano como el Iberostar en global se reencuentren con una mayor producción desde el 4,60 será vital para que la sobresaliente primera vuelta aurinegra tenga continuación en 2021.

No hay comentarios

Escribir un comentario