«Equipazo de grandes mujeres y sus bailes en TikTok», artículo de Carlos Caneja

«Este Clarinos es un equipo muy equilibrado, en el que se palpa el buen ambiente y la dinámica positiva, pero sobre todo el grupo humano que lo compone»

POR EL BASKETMANIAKO CARLOS CANEJA

FOTOS: MONTSE SANTOS

«El baile está muy bien ya que es sinónimo de victoria, pero en este partido me quedo con las señas de equipo unido que se vieron en la cancha desde el calentamiento.

Ver a Esther Montenegro (números impresionantes contra Araski con 21 puntos y 20 de valoración) anotando una y otra vez debajo del aro mientras Nogic bromeaba con ella haciendo falta para complicar el tiro. O a Ocete tirar desde detrás del aro y meterla tras tocar el borde superior del tablero logrando que Tanaya se pique y tire varias veces para intentar conseguir anotar, refleja el buen rollo, la exigencia y las ganas de mejorar.

Me gustó sobremanera la actuación generosa de Atkinson, aunque no tuviera números escandalosos, al comienzo dejando solas a Imovbioh y Taylor cuando pudo buscar anotar ella. Sobre todo en el caso de su compatriota americana ya que a priori se podría decir que «compiten» por ser la más valorada del equipo pero nada que ver. Se buscan, complementan y retroalimentan. Esa generosidad suma mucho en el equipo porque no tienen una referencia ofensiva clara sino varios frentes abiertos lo que facilita los ataques y dificulta las defensas.

Este Clarinos es un equipo muy equilibrado, en el que se palpa el buen ambiente y la dinámica positiva, pero sobre todo el grupo humano que lo compone.

En el último período se lesiona, esperemos que quede en un leve esguince, María Kostourkova y cuando el fisio la está atendiendo detrás del banquillo, la mayoría de compañeras suplentes no estaban en el banco sino arropando a su maltrecha compañera. El partido estaba resuelto pero ellas estaban preocupadas por la integridad física de la búlgara-portuguesa y al concluir los 40 minutos todas estaban a su alrededor para animarla e incluso sacarle la mochila del vestuario para que se cambiara.

Gestos sencillos pero que en ocasiones los divos y divas de este y otros deportes no realizan y el grupo humano y la calidad de este CB Clarinos es de lo mejor que han tenido desde su etapa en la élite.

Un equipo que engancha, pero que como se comenta se puede desmantelar porque las instituciones no cumplen con sus compromisos.

Los bulos de pretemporada creo que, pese a no ser agradables, ayudaron a cerrar filas en torno al grupo y, cuando parece superado y olvidado, nuevamente se pueden ver desestabilizadas por no ver económicamente recompensado su buen trabajo.

Esperemos que a la vuelta del parón por selecciones las aguas vuelvan a su cauce, todas las jugadoras regresen, las instituciones se pongan al día y se pueda seguir disfrutando de este equipazo de grandes mujeres y sus bailes en TikTok.

O mejor aún, en la cancha al finalizar el partido para el público que lo vea.

No se de quien nació la idea del baile pero es todos un acierto que Gaby lo comparta con los aficionados».

No hay comentarios

Escribir un comentario