«Ganar en tiempos del COVID», por Javier Soto

JAVIER SOTOMAYOR

PERIODISTA

«A falta de dos segundos para concluir el partido que enfrentó el pasado fin de semana al Iberostar Tenerife en la cancha del Acunsa Guipuzkoa Basket, otra genialidad de Marcelinho Huertas y Gio Shermadini ponen por delante al equipo de Txus Vidorreta por 86-87 y casi con la victoria en las manos. Tiempo muerto y ataque del equipo local que logra, tras un desajuste defensivo, anotar un triple y ganar el partido (89-87). ¡Qué pena! porque estaba ahí el triunfo 15 de la primera vuelta en 18 partidos disputados.

Ganó el colista al tercer clasificado, pero ese resultado, aunque sorprendente por la trayectoria que llevaban los dos conjuntos hasta el momento, no empaña esa gran primera vuelta que ha hecho el conjunto tinerfeño, una primera vuelta de la que poco hay que decir: Triunfos en Málaga, Bilbao y Valencia entre otras canchas importantes y una sublime en Murcia donde se venció superando una renta en contra importante y que también tuvo como protagonista a Marcelinho Huertas y a Gio Shermadini con culminación final de Sasu Salin.

Triunfos importantes y trabajo realizado destacado en estos primeros meses de competición y superando o compitiendo con una Pandemia que a veces te «obligaba» a parar. Un COVID 19 que sorprendió a todos, tanto en su vida profesional como personal, pero que solventaron con prudencia y energía

Pero como decía Aniano Cabrera en una reciente entrevista, el club hizo muy bien sus deberes, mantuvo un control máximo del protocolo en todas sus situaciones y ha podido disputar todas las jornadas sin incidencias, al menos importantes.

También existieron traspiés deportivos. Yusta lesionado de la campaña pasada y lesión de Dejan Todorovic antes del inicio de la Liga. Dani Díez con problemas de espalda y la competición a punto de empezar.

Fueron inconvenientes importantes pero cuando existe una buena estructura detrás se pueden solventar con paciencia y unidad. Llegó Spencer Butterfield y empezó a entrar en las rotaciones Santi Yusta. El Iberostar no notó estas importantes ausencias y ahí estuvo siempre, ganando.

Por lo pronto el camino ya lo ha empezado y con paso firme, pero ahora lo complicado es seguir avanzando o, mejor, mantenerse entre los cuatro primeros ante la impaciencia y «hambre» de esos equipos llamados fuertes y que, por presupuesto, intentarán llegar al final de la Liga ocupando las posiciones que ellos creen merecer. Por lo pronto el que se la merece es el Iberostar Tenerife porque ha jugado mejor que ellos.

Y el esfuerzo tiene su premio. Otra vez cabeza de serie en  la Copa del Rey de Madrid. Real Madrid, Barça, TD Systems Baskonia e IBEROSTAR TENERIFE- se lo merecen.

Otro punto a tener en cuenta y que no hay que olvidar es que en la BCL ya el Iberostar está clasificado para la segunda fase como campeón del Grupo A, a falta de una jornada para su finalización. Todo suma y esto también.

Ganar en tiempos de Covid es más difícil que en situaciones normales. No hay público, no hay apoyo desde las gradas y todo pasa por tener un máximo de concentración y saber que en cada partido te juegas la vida. Bravo por este Iberostar Tenerife que está ilusionando a más de uno, aunque lo tengan que ver por televisión.

No ha sido un año fácil y si ya es complicado preparar un presupuesto y formar una plantilla competitiva, más aún en los tiempos que estamos viviendo donde el dinero y las ayudas particulares al deporte empiezan a faltar.

No quiero dejar pasar la composición de la plantilla esta temporada en la que están tres jugadores canarios y que hacía tiempo que no pasaba. Álex López, Sergio Rodríguez y Fran Guerra, junto con Alberto Cabrera y Jacobo Díaz como jugadores cedidos a otros equipos. Bravo por esta apuesta y que hay que seguir creyendo por la gente de aquí».

 

No hay comentarios

Escribir un comentario