«Iberostar Tenerife: Claves de un inicio soñado», artículo de Álvaro Paricio en acb.com

Sigue escribiendo páginas doradas en la Liga Endesa y, con sus cinco victorias consecutivas, completa el mejor inicio de temporada de su historia

AUTOR: Álvaro Paricio

Desde su último ascenso a la Liga Endesa, Iberostar Tenerife se ha mostrado como uno de los proyectos más firmes de la acb. Sus sólidas bases institucionales y el crecimiento deportivo, campaña tras campaña, acreditan la solvencia de un proyecto que este año sigue batiendo marcas competitivas.

Y es que, con cinco victorias en las cinco primeras jornadas, el equipo de Txus Vidorreta ha completado el mejor arranque de la historia del club en acb y puede presumir de liderato en solidario con números y sensaciones que le hacen ser muy optimista de cara a cumplir los objetivos marcados al inicio del curso baloncestístico.

LA CONFIRMACIÓN DE UN SÓLIDO PROYECTO

Temporada tras temporada, el equipo aurinegro ha ido dando muestras de crecer en ambición y ha alcanzado cuotas notables. Sin embargo, también es cierto que el equipo ha tenido que ir reinventándose por problemas de lesiones o cambios de jugadores en las últimas temporadas.

En esta ocasión no ha faltado a su cita con el infortunio y en pretemporada se lesionó Deja Todorovic. Además, el equipo cuenta con los refuerzos de Bruno Fitipaldo, Sergio Rodríguez, Aaron Doornekamp, Emir SuljemanovicTyler Cavanaugh, pero la columna vertebral del equipo se mantiene de la temporada pasada y la conjunción y entendimiento de los jugadores provoca que muchas jugadas resulten efectivas por los automatismos creados entre jugadores.

La asociación creada por Marcelinho Huertas y Gio Shermadini es una de las que más puntos crea en la Liga Endesa ya sea a través del bloqueo directo o de la conexión que crean dos jugadores consolidados e identificados con el proyecto insular. Pero, además, es marca de la casa la asistencia a las esquinas donde Dani Díez y Sasu Salin castigan desde el triple cuando las defensas rivales colapsan la pintura en un intento de parar las penetraciones o la presencia del gigante georgiano de Iberostar Tenerife.

Sin duda que el gran artífice de ello es Txus Vidorreta quien está teniendo una exitosa segunda etapa en el club y marcando una época con su particular dirección de equipo. Estamos muy satisfechos de que este sea el mejor arranque de la historia del club y hacerlo en estas condiciones dice mucho del carácter del club y los jugadores”, señaló al término del encuentro frente al Joventut de Badalona. El técnico no sólo ha conseguido que su grupo de jugadores sea una de las defensas más difíciles de superar, sino que ha transmitido el extra pass como la mejor vía para anotar. La solidaridad en el juego ofensivo y el aprovechamiento de las situaciones de spot up convierten a Iberostar Tenerife en un equipo difícil de descifrar para los rivales por la cantidad de recursos y jugadores que pueden resolver en cada momento del partido.

SABER COMPETIR

Más allá de ser el cuarto equipo con más valoración (92,6) y el cuarto equipo que más anota en Liga Endesa (86,6), el dato que mejor explica su clasificación es el de los propios resultados. De las cinco victorias obtenidas, cuatro de ellas se han producido por cinco o menos puntos. Sólo superó esta diferencia cuando derrotó a RETAbet Bilbao Basket por 70 a 81 en la segunda jornada.

El conjunto aurinegro se ha especializado en ganar en los instantes y sufriendo porque incluso tuvo que recurrir al tiempo extra para superar al Casademont Zaragoza. En sus otras victorias la emoción fue a la par ya que el Joventut de Badalona (86-82) estaba a tres puntos a 38 segundos del final, Urbas Fuenlabrada (86-82) se puso a dos a 15 segundos del final y lo más espectacular se vivió en la victoria por 82 a 84 frente al UCAM Murcia.

Ese día Iberostar Tenerife protagonizó una remontada antológica dándole la vuelta a un resultado que llegó a ser de 51 a 27 a ¡17 minutos del final! Una demostración de fe y de carácter competitivo llevado al extremo y que tuvo su guinda con una perfecta jugada final donde muchas de las virtudes aquí señaladas (estrategia, compañerismo y entendimiento) se plasmaron cuando Shermadini dio un pase sin mirar a Sasu Salin para que este anotara sobre la bocina.

NOMBRES PROPIOS

El primero y más evidente es el de su técnico que, como hemos mencionado, consigue algo tan difícil como identificar fácilmente a qué juega el equipo. Todos reconocen el estilo de juego insular, sus jugadores se identifican con el estilo inconfundible de Txus Vidorreta y la solidez del grupo con su entrenador es el primer paso en este exitoso inicio de temporada.

Sobre la pista, el mando recae en Marcelinho Huertas quien lejos de tener un plácido hogar donde disfrutar de sus últimos años de baloncesto está demostrando ser uno de los mejores bases de la competición. Marce es el metrónomo del equipo, el hombre al que todos buscan para conocer las pulsaciones de Iberostar Tenerife y la referencia en los balones calientes. Ya no sólo es su habitual y perenne capacidad para generar puntos en los demás (es el tercer máximo asistente en la historia de la acb) es que también está viendo aro con facilidad y ha crecido ligeramente su media anotadora (12,8).

Gio Shermadini es el socio perfecto del base brasileño. Un pívot de perfil tranquilo que no reclama excesivos balones pero que es el deseo de todos los aficionados a las ligas virtuales por su facilidad para sumar valoraciones en cada uno de sus encuentros. El pasado fin de semana el georgiano completó un partido perfecto en el lanzamiento algo que debería sorprender en muchos jugadores, pero no en él. Y es que Gio sólo ha fallado un tiro libre en dos partidos y muestra una efectividad en el lanzamiento espectacular: 24/36 en tiros de dos y 39/43 en tiros libres. Actuaciones que elevan su valoración (es el más valorado de la competición con 23,8 créditos) incluso por encima de lo obtenido en el pasado curso cuando integró el mejor quinteto de la temporada.

Uno de los grandes fichajes aurinegros esta temporada ha sido el de Bruno Fitipaldo. En su estreno, Fitipaldo ya dejó muestras de los que sería su inicio de temporada y batió su marca personal de puntos y valoración frente a Casademont Zaragoza. En cinco partidos, es el segundo en puntos (16,4) y valoración (14,4) del equipo. El base uruguayo no ha venido simplemente a competir por el puesto con Huertas, sino que muchos minutos del partido comparten. Es más, ambos suelen estar en los momentos decisivos del encuentro porque Txus Vidorreta quiere beneficiarse del buen manejo de balón, la gran lectura de juego y fiabilidad en el lanzamiento que muestran ambos armadores. De hecho, en los ajustados finales de partido ambos bases han coincidido y quizá por ahí también se explica la magnífica lectura del equipo en esos finales apretados.

Finalmente, no podemos obviar la presencia tanto en el ataque como en defensa de Aaron Doornekamp. Un jugador de la confianza de Txus Vidorreta y que en su segunda etapa en Iberostar Tenerife está aportando el plus de veteranía y garra que tan bien le sienta al equipo. El internacional canadiense dobla sus promedios de puntos (11,6) y valoración (11,2) con respecto a la pasada temporada, pero es atrás donde su realza su valor. Él marca muchas veces el nivel defensivo que desde el banco se exige, es un guerrero en la pista que no da un balón por perdido y que en ataque saca a relucir, sobre todo, un gran tiro exterior. En los dos últimos partidos lleva 6/10 y en total promedia un 42%.

No hay comentarios

Escribir un comentario