Nacho Guigou: «Este CB Canarias se merece que le cante el riqui-raca»

NACHO GUIGOU

EXJUGADOR Y COMENTARISTA

«Hace unos días, contactó conmigo Agustín Arias preguntándome si me animaba a escribir sobre la primera vuelta del Iberostar Tenerife y pensé, ¿por qué no? He seguido y sigo esta página con asiduidad, me encanta el baloncesto y, además, llevo varios años siguiendo al equipo desde cerca puesto que comento sus partidos en la radio junto a Carlos Elorrieta y, como él mismo dice, junto a toda la banda de Radio Club Tenerife.

Quizás a alguno le sorprenda leerme el “riqui-raca” que le voy a cantar al CB Canarias en este texto, pero es que el “temporadón” que está realizando no da pie a otra cosa.

Lo que está haciendo este club desde hace muchos años hasta el día de hoy es extraordinario. Está siendo un ejemplo de gestión, de valores y, sobre todo, de buen baloncesto. Buen baloncesto que en estos dieciocho partidos se ha convertido en exquisito en la grandísima mayoría de sus minutos. Como dijo Txus Vidorreta hace unas semanas, el equipo juega de memoria y se ha convertido en un auténtico rodillo (esto último lo añado yo). El cuerpo técnico ha conseguido encajar todas las piezas y lo que es más complicado aún, convertir una plantilla de buenos jugadores en un EQUIPO.

En mi opinión, las claves de esta primera vuelta histórica son muchas. En primer lugar, el MVP de la competición hasta el momento, Gio Shermadini, que domina semana tras semana desde el poste bajo con su gancho de derecha “old school” y con sus continuaciones del pick & roll. Ahora bien, qué socios tiene el MVP para nutrirse desde el bloqueo directo… Posiblemente a uno de los mejores bases de la historia de la liga (creo que no es necesario nombrarle) y a un Fitipaldo que se ha adaptado desde el minuto uno. Para mi gusto, la pareja de bases más en forma de la competición.

Si a estos tres pilares le sumamos que todos y cada uno de sus compañeros compiten y rinden a la perfección cuando saltan a la pista, creo que ya tenemos respuesta a este 14-4. Doornekamp leyendo espacios y matando desde las esquinas, Cavanaugh abriendo el campo y haciéndose el dueño del poste medio, Salin acribillando desde el 6,75 y confirmando que es un especialista forzando faltas de ataque, Butterfield sacando a relucir su muñeca cuando es necesario, Yusta haciéndonos olvidar su lesión con su “mataco” en Vitoria, y la capacidad de pase de Fran Guerra que regala puntos a sus compañeros prácticamente desde cualquier situación y que demuestra cada día que el MVP puede descansar tranquilo en el banquillo cuando así lo precise el entrenador. Y, por supuesto, no me olvido de Sergio Rodríguez ni de Álex. El primero, ya me sorprendió su temporada pasada en Bilbao, pero parece que ese no era su mejor nivel y, el segundo, con un rol más secundario que sus últimos años pero que ya ha demostrado más que de sobra que ante cualquier problema que pueda tener la pareja “perfecta” ahí va a estar él.

Cuarto equipo en valoración por partido (99,33), tercer equipo más anotador (87,22), quinto que más asistencias da (18,78), mejor porcentaje de triples con nueve jugadores por encima del 40%, segundo en porcentajes de tiros libres (81,45%), y hasta en faltas recibidas también aparece en el Top5 de las estadísticas colectivas. Dicho esto, poco más puedo añadir. Bueno sí, que no se quiten el mono de trabajo en defensa, que aunque lo ponga en el último lugar será más importante que todo lo ya nombrado.

Deseo sinceramente que este grupo continúe en la misma línea, que nos siga haciendo disfrutar del deporte más bonito del mundo a todos los tinerfeños y que ojalá en los próximos meses les veamos celebrar algún título.

Por cierto, si esto sucede, deseo también que todos sus aficionados puedan compartirlo con ellos porque esto significará que la pesadilla del Covid habrá finalizado».

 

No hay comentarios

Escribir un comentario