«¡Porque el Canarias puede ser maravilloso!», por Carlos Caneja

CARLOS DÍAZ-CANEJA MENESES

«En Julio escribí: «La final a 12 la ganó el CBC antes de jugarla con la renovación de Txus, Marcelinho y Gio. A eso espero que se sume la de Santi Yusta y el resto de componentes de la plantilla.

Estamos hablando, a falta de un segundo base por el que se apueste de verdad, de la mejor plantilla que ha tenido el CBC en toda su historia.
Es la más compensada, pero no llega para ganar a Baskonia, Madrid o Barcelona. Sí es cierto que al resto de equipos se les puede plantar cara, pero de ahí a pensar que se va a ganar fácil, va un mundo.
El mejor jugador que tiene el equipo es la afición y es el mejor cuando aúnan esfuerzos en una misma dirección o se hacen críticas constructivas.
Si el COVID permite que se dispute con normalidad la 20-21 creo que puede ser una temporada con muchas más sorpresas aún.
Aniano espero que renueve y apueste junto con Txus por lo que tiene bueno. Con eso ya habría hecho su trabajo y el equipo (nuevo casi al completo, salvo Gielo) se podría seguir conociendo y ajustando automatismos. Pinta muy ilusionante.»

Como de costumbre, Aniano superó las expectativas y ha confeccionado la mejor plantilla de la historia del CB Canarias dando como resultado la mejor primera vuelta vista en Tenerife, con algunos borrones: Murcia, aunque se remontase, Italia y el más reciente y doloroso (al menos para mi, por ser reincidentes) en Guipuzcoa, pero que se olvidan fácilmente porque en líneas globales han superado las expectativas del más ambicioso. Todo el mundo cuenta con la ilusionante convicción de que se ganará a un grande pero no se esperaba la clave del triunfo; que fuera un equipo regular y sin fisuras.

Todas las posiciones están actualmente dobladas y los recambios aportan en múltiples facetas. Las lesiones han mermado la plantilla pero no el juego ni los resultados. El equipo permite jugar con 2 bases, pequeños, tiradores, altos y muchas otras combinaciones en función de lo que Txus entienda que el equipo necesita en cada momento.

Esta plantilla tiene, pese a tener el pabellón vacío jornada tras jornadas, un arraigo profundo a su afición y la piña y unión el uno con el otro hacen que se complementen y mejoren. Si el semáforo cambia y en playoffs se abren los accesos podríamos hacer buena la frase de «la vida puede ser marvillosa» tras la que está cayendo porque los momentos de evasión con el equipo y sus alegrías hacen que por ese rato la vida sea maravillosa.

En la primera vuelta han conseguido pasar como cabezas de serie a La Copa y espero que una vez allí se olviden de qué pueden lograr o no y se centren en disfrutar del baloncesto y jugar como saben, porque previamente la presión no les ha sentado bien y ganar la copa no es el objetivo. Cabeza de serie sí, pero como caracteriza al club; con los pies en el suelo y pasos para delante.

Si no se piensa así en el primer partido (mi pitonisa me dice que, le da en la nariz que, será contra Valencia) te puedes volver a casa con una decepción que suponga un impasse del que no se recuperen.

En el deporte las dinámicas son fundamentales, por eso es clave volver a sumar: nada mejor que un derbi fuera de casa.

Acaba un año para olvidar en el ámbito social y sanitario pero para guardar con cariño en el recuerdo del CB Canarias pese a no obtener títulos. Esperemos que pese al mal comienzo, el 2021 depare alegrías en ambas facetas y permitan que ambos frentes se unan en un Santiago Martín con un aforo máximo permitido que lleve al CB Canarias a optar al menos por las semifinales de Liga y otra final a 4 en la BCL. Soñar es gratis (afición), pero hay que tener los pies en el suelo (cuerpo técnico y jugadores)

¡Vamos Canarias!

No hay comentarios

Escribir un comentario