«S.O.S del Ciudad de La Laguna ante el incumplimiento de las instituciones»

 

«Los que vivimos con pasión el BA-LON-CES-TO y aplaudimos el esfuerzo realizado por unos pocos para devolverle a Tenerife un lugar entre los grandes clubes del baloncesto femenino español no podemos tolerar que una extraordinaria labor, social y deportiva, se vaya al garete por que «las cosas de palacio van despacio. Menos palabritas vacías y más apoyo al DEPORTE FEMENINO»

 

AGUSTÍN ARIAS

«De vuelta con lo mismo. Y siempre la clase política de por medio. En tiempos normales y cuando la pandemia nos asfixia, siempre han existido unos presupuestos para las diferentes  áreas de un ayuntamiento, cabildo insular o gobierno regional.

Se acuerda destinar equis miles de euros, o millones, a una Consejería o Concejalía y éstas hacen el reparto de los dineros previa comprobación del papeleos que requiere cada partida. No se quiere tirar lo más mínimo a «saco roto», es es responsabilidad, y cada euro que salga de la tesorería debe estar plenamente justificado.

Si las cosas son así de evidentes y la transparencia es total, que alguien del Ayuntamiento de La Laguna, del Cabildo Insular de Tenerife y del Gobierno de Canarias explique la razón por la cual las subvenciones concedidas, en plazos determinados de entrega, a clubes deportivos, más concretamente al representante canario en la Liga Femenina Endesa, no han llegado a la caja del club que preside Claudio García del Castillo.

Ya la pasada campaña 19/20 existió este mismo problema y, tras ser denunciado públicamente en los medios de comunicación, parece que los responsables políticos apretaron el botón adecuado y el club que lleva el morado de color oficial, el de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad, pudo hacer frente a los gastos contraídos, los más importantes las nóminas de los/as profesionales que cada día entrenan para rendir a tope en los partidos oficiales de fin de semana.

Pues bien, sabiendo el dinero que hay para cada concepto, parece que la historia se repite y el presidente lagunero denunció en los micrófonos de COPE Tenerife lo siguiente:

«El proyecto se puede ir al traste a mitad de temporada si las instituciones no nos apoyan. A día de hoy no hemos podido pagar a la plantilla. Estamos en una situación crítica».

Dicen, como argumento, que «las cosas de palacio van despacio» y que todo está en manos de la Tesorería. Vamos, que solo falta que los funcionarios en cuestión analicen que los dineros dados anteriormente han sido perfectamente justificados en gastos para así proceder a apretar la tecla del ordenador que haga que la cantidad X, mediante transferencia, pase de la institución pública a las arcas del club.

Y mientras este proceso, que ya agota, camina lentamente, quienes no paran de entrenar a diario, de comer todos los días, de pagar posibles alquileres, el teléfono, el recibo del agua o de la luz tienen que ESPERAR a que alguien apriete esa tecla. ¿Y cómo pagan sus gastos personales? ¿Es de recibo trabajar y no cobrar?…

No, no es justo. Alguien tendrá que mover los hilos y preocuparse que la normalidad en los pagos, si es que alguna vez la ha habido, permita a los clubes profesionales disponer del dinero presupuestado en el capítulo de subvenciones oficiales dentro de los plazos establecidos para cumplir con sus empelados/as. O al menos conceder esa autorización necesaria que permita a los bancos adelantar los dineros.

Y que no me vengan los «entrometidos» con ese rollito de que «hay asuntos más importantes que afrontar en la sociedad tinerfeña y canaria que un club deportivo». O «que los directivos se busquen la vida consiguiendo empresas privadas que les patrocinen y no depender de las instituvciones». Si estos «enterados de pacotilla», que solo abren la boca para desacreditar y censurar, supieran lo que es estar al frente de un club de élite, el tiempo que hay que dejar en perjuicio de la familia y las veces que se recurre a la cartera para salir del paso, si eso les ocurriera, no estarían alzando la voz y culpando de «una mala gestión» a la directiva.

Los que vivimos con pasión el BA-LON-CES-TO y aplaudimos el esfuerzo realizado por unos pocos para devolverle a Tenerife un lugar entre los grandes clubes del baloncesto femenino español no podemos tolerar que una extraordinaria labor, social y deportiva, se vaya al garete por que «las cosas de palacio van despacio».

Postdata/ Igual esta tardanza va en consonancia con la falta de respeto que está teniendo la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias con el CB Clarinos Ciudad de La Laguna a la hora de NO CONTESTAR a las reiteradas solicitudes para que se autorice un número concreto de aficionados en las gradas del Santiago Martín en los partidos de la Liga Femenina Endesa. Menos golpes en el pecho y fotitos que dan a entender que ellos respaldan el DEPORTTE FEMENINO y más acciones que en verdad ayuden a que esta Isla siga disfrutando para rato de la élite del baloncesto nacional de chicas. ELLAS SE LO MERECEN.

 

1 Comentario
  • Pedro García
    Publicado el 09:59h, 23 octubre Responder

    Muy buen artículo señor Arias. Estar al frente de un club con representación nacional conlleva mucho sacrificio y mucho dinero. Las autoridades de nuestro país se rigen por unas normas desfasadas en las que no se considera deporte profesional a muchas actividades que sí lo son, como es la Liga Femenina de baloncesto o balonmano. Y si las instituciones tienen recogidas el reparto de ayudas a estos clubes y éstos las justifican, no entiendo estos largos retrasos. El sector empresarial no está para volcarse con el deporte, por eso cobran plena importancia las subvenciones públicas. He sido directivo de un club modesto y he tenido que poner dinero mío para solventar el pago de fichas, el seguro obligatorio, incluso tener que regalarle unos tenis a algún chico. Me imagino cómo será en un club con equipo profesional. Todo mi respaldo a esa directiva

Escribir un comentario