José Manuel Hernández, presidente de la EB Felipe Antón

 «LLEVAMOS MESES TRABAJANDO ACTIVAMENTE EN LA PLANIFICACIÓN DE LA PRÓXIMA TEMPORADA» 

«EL BALONCESTO EN LA PALMA TENÍA QUE HABER EVOLUCIONADO HACE MUCHOS AÑOS, PERO NO SE HA QUERIDO O NO SE HA PODIDO»

El presidente de la Escuela de Baloncesto Felipe Antón, José Manuel Hernández, es uno de los cientos de apasionados del mundo de la canasta. Nos cuenta que el basket le llegó «de casualidad» y desde aquel momento, con apenas 14 años, está enganchado al deporte de la canasta. Con su equipo de directivos y colaboradores, JM trabaja por sacar adelante la campaña 20/21 en La Palma.
-¿Desde cuando José Manuel llega al baloncesto? ¿Cómo lo hace?
Fue muy curioso. Llegué por accidente al baloncesto, contando entre 14 o 15 años. Por aquella época yo jugaba federado a fútbol y digamos que me había desencantado con “el ambiente” que lo envolvía. Un día que en nuestro grupo de amigos estaban de vacaciones los que tenían los balones de fútbol, otro amigo que si tenía uno de baloncesto y que jugaba de vez en cuando nos propuso al resto jugar… y 20 minutos después estábamos saltando las rejas del instituto masculino para jugar, y he de reconocer que fue “un fechazo”.
– ¿Cuántos años lleva como presidente de la Felipe Antón? Pequeño resumen de su trabajo.
Bueno, como presidente son dos etapas. En una primera que fue la fundación de la Escuela junto a otros enamorados de este deporte y del baloncesto base, pusimos las bases y estuvimos 4 intensos años. Más tarde, y después de algunos años como aficionado activo de este deporte, llegamos nuevamente y ya van para 6 años.
-¿Cómo afecta la situación actual a la Felipe Antón?
Pues nos afecta en todos los sentidos. Nosotros desde la directiva hacemos un trabajo de planificación durante los últimos meses y verano previo al inicio de cada temporada. Este año la programación “saltó por los aires” y obvia decir que intentar en esta situación hacer una programación racional para la próxima es bastante difícil. Por ejemplo, solo pensemos en una planificación económica-deportiva, si aún no sabemos como afectará a las competiciones esta situación es imposible hacer una planificación de recursos necesarios, ni la disponibilidad de esos recursos, etc…
-Háganos una pequeña valoración de la temporada 19/20 de la Escuela que preside.
Ha sido una temporada de lo más “atípica”. Comenzamos muy bien e ilusionados con el trabajo planificado, aunque sabíamos que teníamos algunas lagunas que esperábamos que no nos afectaran…pues nos afectaron desde el principio. Básicamente la falta de entrenadores para cubrir a todos los equipos con garantías cuando tienes cuatro en competiciones autonómicas se hizo patente desde el inicio de temporada pese al esfuerzo de todo el staff técnico. Cuando parecía que todo estaba encauzado y afrontábamos el tercio final de la temporada con aspiraciones deportivas y buenas perspectivas en todas las categorías, llegó lo que ya sabemos y nos ha hecho “invernar”. Nuevamente el trabajo realizado no dio los frutos que esperábamos, y eso frustra; el único consuelo es que ha sido por un hecho inesperado y completamente ajeno.
– ¿Que proyectos tiene para la temporada 20/21?
Estamos trabajando activamente desde hace dos meses una programación de la próxima temporada. De momento está siendo muy difícil, aún ni siquiera sabemos cómo van a ser las competiciones insulares o regionales, y obviamente así va a ser muy difícil. Con respecto al año pasado queremos seguir evolucionando, y estamos estudiando entrar en alguna competición autonómica más, además de darle un nuevo impulso a las categorías de captación.
-¿Cuáles son los objetivos de la Felipe Antón a medio plazo?
Desde hace seis años nos hemos puesto como meta ser un referente en el baloncesto canario, y todos los años hacemos un esfuerzo en perseguir ese objetivo. Cada vez tenemos que ser mejores en todos los aspectos, desde la dirección estratégica, la deportiva, la mejora técnica de los deportistas, etc…en todos los aspectos siempre hay margen de mejora.
-¿Se está trabajando bien en su Escuela?
Siempre hay margen de mejora. Debe ser siempre una de nuestras señas de identidades. No basta con tener todo “bien”, hay que pensar en cómo mejorar lo que tenemos. Yo, por mi manera de ser, quizá sea de los más críticos dentro de los que conformamos la directiva, y casi que me atrevo a criticar todos los aspectos de nuestra escuela ya que se trata de lo que ya he explicado: HAY QUE MEJORAR SIEMPRE e intentar que los que están a tu lado mejoren también. Ser mejor jugador y hacer mejor a tus compañeros, ser mejor entrenador y hacer mejor a los que formas y a tus compañeros entrenadores, ser mejor directivo y hacer mejor a el resto de la directiva y a la Escuela.
-¿Cómo ve, en líneas generales, la salud del baloncesto palmero?

De temas de salud “algo entendemos”. MAL, estado grave o muy grave; este tema sería para una entrevista monográfica. Llevamos más de 15 años de acumulación de malas decisiones a nivel federativo y de ahondar en los errores una temporada tras otra. Esta temporada era crucial para hacer evolucionar el modelo de baloncesto en la isla, y el Covid-19 ha llegado en el peor momento. Teníamos que evolucionar hace muchos años y no se ha querido o no se ha podido, da igual. Hay que conseguir que las competiciones insulares se rijan por las mismas reglas que en el resto del país, que haya partidos todos los fines de semanas, que el sistema de concentraciones solo sea para las categorías más pequeñas –kinder, benjamín – abondonándolas en el resto, que se entrene con regularidad, mejorar la capacitación de los entrenadores (en su día, cuando presidimos la FIBP, se les subvencionaba los cursos), etc, etc.. si no evolucionamos rápido el futuro será considerar a este deporte como una modalidad residual en La Palma, y todo esto después de la tradición que hemos tenido sería muy triste.

1 Comentario
  • Aldo Rodríguez
    Publicado el 21:34h, 05 julio Responder

    Qué alegría leer a Jose Manuel Hernández en Baskermanía. Lo conocí hace muchos años, quizás demasiados, como árbitro en la Delegación de La Palma y luego coincidimos como estudiantes en Tenerife, él en medicina y yo en informática, pero siempre compartiendo el arbitraje y el baloncesto. Sin duda una gran persona, con mucho que aportar al baloncesto insular y que siempre disfrutará de mi afecto. Gracias por esta bonita entrevista. Un abrazo a ambos.

Escribir un comentario