Polémica en el baloncesto chicharrero

La polémica está servida. La presencia de equipos federados del RC Náutico en las instalaciones cubiertas del IES Anaga ha originado la inmediata reacción de los dirigentes del CB Santa Cruz, entidad que desde los años 90, cuando el club se llamaba CB Atlantis, con Peter Hamilton al frente, tenía su «cuartel general» en dicho centro educativo que controla la Consejería de Educación y que ha tenido inyecciones económicas del Ayuntamiento chicharrero para mejoras puntuales.

Lo dicho, el RC Náutico colgó en Twitter imágenes de grupos de nautas entrenando, agradeciendo a quienes le han autorizado a convertir el pabellón en una nueva sede de trabajo cestista.

Según ha podido saber BASKETMANIATENERIFE.ES, la sesión se acoge al contrato firmado con la «autoridad pertinente», además de responsabilizarse con el mantenimiento de limpieza y demás. Un dato no confirmado ni desmentido por la directiva que preside Carolina Tabares.

La primera reacción llegó de la mano del directivo del CB Santa Cruz y socio-propietario del RC Náutico de Tenerife, Guillermo Garcia Saavedra,

quien colgó en redes sociales:
«El Club Náutico es mi casa, me he criado en el club y soy socio propietario y esto no va contra ellos. Pero esta imagen es indignante y lo que se le ha hecho al C.B. Santa Cruz no tiene nombre. Al Santa Cruz se le ha echado como agua sucia de su histórica cancha del IES Anaga con argumentos peregrinos que, al parecer, no se aplican a otros clubes a los que ahora se permite entrenar en esta cancha como el Náutico . No se ha respetado a un club, que de la mano de Alberto Déniz lleva décadas haciendo una magnífico trabajo y que tiene a más de 400 chicos y chicas jugando al baloncesto. Me gustaría que algún político aquí, ya sea del Ayuntamiento, del Cabildo, de la Dirección General de Deportes o de la Consejería de Educación, con independencia de su color político, me explique por qué se le ha hecho esto al club de baloncesto que lleva el nombre de la ciudad. Injustificable».

«¿EL PODER DE…?», titula la web oficial del CB Santa Cruz

«Nuestros equipos federados cumplen exactamente 5 meses de peregrinación por las canchas del municipio de Santa Cruz de Tenerife tras la inexplicable situación que vivimos desde que solicitamos iniciar los entrenamientos a la Consejería de Educación y a la FCB en el mes de agosto de 2020, firmantes del convenio que permite el uso de las instalaciones del centro al club desde hace ya varios años. Con múltiples excusas y especialmente la del Covid, se ha ido demorando el regreso de nuestro club a lo que es su histórica instalación desde los años 90.

Una instalación en la que se han invertido cantidades importantes por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz para su mejora y acondicionamiento y del que se han beneficiado numerosos clubes del municipio, pero especialmente el CB Santa Cruz que no disponía de las horas necesarias en las escasas canchas municipales. Una cancha que permite la vida del club pero también evita la pérdida de horas en canchas municipales a otros clubes, como pasa en la actualidad y que han visto mermados sus entrenos como nosotros.

Hemos cumplido y respetado las normas siempre, mejorado la instalación y trabajado por el baloncesto de base de Santa Cruz, logrando reunir a 400 niños/as cada temporada que ahora entrenan en condiciones infames, muchas veces por la voluntad o deseo de personas que han propiciado sacar a un club de base para meter a otro que ya dispone de instalación propia y que ahora domina 3 pabellones cubiertos. Curiosamente los mismos que todo el deporte de Santa Cruz y clubes de todas las modalidades (Quico Cabrera, La Salud y Paco Álvarez)

Quizás ahora se trata de proponer el “deporte para pocos”. Mientras nuestros chicos deben seguir cambiando de cancha cada día, mojándose si llueve o entrenando en medias pistas a pesar de lo cual no dejamos de luchar y llevar el nombre de Santa Cruz y de Tenerife por donde podemos o nos dejan.

La lógica no entiende de colores, ni de banderas, ni de clases».

#somoSCantera

No hay comentarios

Escribir un comentario