Elena Buenavida: “Soy muy competitiva; me motivan los partidos ante los grandes”

Del colegio Luther King a la Selección Española, pasando por el Siglo XXI

Segle XXI está firmando una muy buena temporada, aunque en esta semana se han juntado los partidos contra tres grandes: Lima-Horta, Barça CBS y Snatt’s Sant Adriá.

Encuentros para jugadoras como Elena Buenavida, la más valorada del equipo y una competidora en estado puro.

Hablamos con una de las ‘benjaminas’ de la competición.

ÁREA DE COMUNCIACIÓN FEB

Tiene 16 años y todavía está en su primer año de junior. Pero tiene tanta ‘hambre’ de baloncesto que va rompiendo todas las puertas que se encuentra en su camino. Ya jugó un Europeo U16 siendo cadete de primer año. Y en Segle XXI está encantada de toda la responsabilidad que le pida su entrenador, Javi Torralba. Y si puede ser contra los equipos grandes del Grupo C, mejor.

El sábado jugaron contra el Lima-Horta Barcelona (anotó 15 puntos), este miércoles juegan ante el Barça CBS y el sábado terminan su ‘semana fantástica’ ante el Snatt’s Sant Adriá. Están octavas en la clasificación general, pero Elena asegura que “si conseguimos rascar uno de ellos, podemos luchar por estar entre los cuatro primeros.” Competitividad en estado puro.

Nos cuenta que han perdido partidos por despistes tontos, pero “cuando ganamos un encuentro a algún equipo que está más arriba que nosotras, nos da un subidón de confianza para empezar la semana siguiente a tope.” Elena Buenavida piensa en grande, como lo es también su talento. No tiene claro hacia dónde irá su camino, pero “pondría la mano en el fuego por cualquiera de sus compañeras de Segle XXI.” Sabe que no es un equipo normal y que “viviendo 24 horas y 7 días juntas tenemos que asumir que no podemos pasar los problemas de la cancha a fuera, y al revés».

Unos problemas en el tobillo le han impedido jugar todos los partidos, pero promedia 9.7 puntos, 4.0 rebotes, 1.2 asistencias y 1.4 balones recuperados, para un total de 13.1 puntos de valoración, la más alta de su equipo y la 7ª de todo el Grupo C de LF2.

¿Cómo te encuentras? ¿Cómo está siendo la temporada?

Me encuentro bastante bien. Realmente Segle XXI no es como un club, en el que las jugadoras vuelven a casa tras el entrenamiento. Estamos en una burbuja, todas unidos y está todo más controlado. Hemos tenido que confinarnos al principio por algún contacto con positivo, pero no hemos tenido ningún problema. Deportivamente también estoy muy contenta. Realmente es mi primer año en la categoría (aunque la temporada pasada jugué varios partidos) y siempre cuesta un poco la adaptación, sobre todo con jugadores con mucho más físico y más nivel. Pero según vamos avanzando, me estoy encontrando mejor.

Esta temporada el equipo está ganando más partidos ¿estáis disfrutando más?

Sí, es muy motivante, Nos ha pasado esta temporada que hemos perdido partidos que deberíamos haber ganado por algún despiste… pero hemos ganado otros a equipos que están más arriba que nosotras. Eso es un subidón para empezar la semana siguiente a tope y a intentar darlo todo. Al final, somos las más pequeñas de la liga y eso se nota.

Y para los que no os han visto jugar ¿cómo juega Segle XXI? ¿Cómo es vuestro estilo?

Nos gusta mucha correr, compartir la bola y atacar rápido. Pero cuando vas creciendo y subiendo de categoría, tienes que tener segundas opciones. Cuando tenemos que jugar en estático, tenemos muchas jugadas de todo tipo, y si tampoco conseguimos nada, tenemos un equipo en el que todas las jugadoras tienen talento. Primero buscamos correr, luego una jugada preparada y por último, en tres segundos de posesión, cualquiera tiene capacidad suficiente para sacar algo positivo.

Y personalmente estás haciendo unos números muy buenos ¿cómo te encuentras en este rol?

Es cierto que he tenido dos lesiones de tobillo, pero ahora ya me encuentro en buena dinámica. Estoy ganando confianza. Soy de primer año, pero siempre he estado muy integrada con la generación del 2003, así que estoy encantada con el rol de asumir más responsabilidad y tirar del equipo. Algunos partidos salen mejor y otros peor, pero sabemos que lo que tenemos que hacer es seguir mejorando.

Acabáis de jugar con el Lima-Horta. Ahora llega el Barça y el Sant Adrià ¿una semana grande?

Tenemos una semana de vuelta de vacaciones importante. Con el Lima-Horta Barcelona se notó que veníamos de estar varios días en casa y ellas estuvieron mejor. Ahora llegan dos equipos muy potentes y esperamos a ver si podemos sorprender a alguno de ellos. Yo soy muy competitiva y me encantan este tipo de partidos. Además, nos pueden venir bien para coger confianza y luchar por estar entre los cuatro primeros del Grupo. A ver si podemos ‘rascar’ uno de ellos.

.
¿Y cómo estás viendo este Grupo C? Desde fuera se ve muy igualado ¿no?

La verdad es que sí. Creo que, excepto el Barça que está a un nivel superior, no tienes ningún partido que puedas decir que es imposible… o al revés, que digas que es un partido ganado. Hay tanta igualdad que, en un día malo, puedes perder con cualquiera.

Estás en tu tercera temporada en Siglo XXI ¿Cómo te encuentras allí?

Mis dos primeros años en Barcelona lo viví con mucha ilusión, algo que no quiere decir que ahora no lo tenga. Pero era diferente, era salir de casa, alejarse de tus padres… hay gente que le asusta, pero a mí no. A mí me encantaba. Pero a medida que vas creciendo, desarrollándote en el baloncesto, que vas teniendo más experiencias, estoy echando más de menos a mi familia. No me cuesta volver, pero veo que tengo cada vez menos oportunidades de verlos.

¿Cómo es el ambiente en el Centro y más una temporada con tanto confinamiento y restricciones?

Muy bien. Es como mi segunda familia. Es una relación muy positiva y yo pondría la mano en el fuego por cada una de las jugadoras de este equipo. Es un equipo que puede transmitirme buenas sensaciones tanto dentro como fuera de la pista. Y es super difícil conectar de esta manera con 12 jugadoras. No hay grupos, no hay mal rollo con ninguna… sabemos que para estar 24 horas y 7 días juntas tenemos que asumir que no podemos pasar los problemas de la cancha a fuera, y al revés.

Estás en el primer año de junior ¿cómo ves el futuro más cercano?

Yo apunto a lo más alto. Pero no lo tengo claro. Me encantaría vivir el sueño americano, pero no descarto seguir jugando al baloncesto aquí.

¿Y la Selección? ¿Tienes ganas de volver a la normalidad?
Claro. Hemos tenido una concentración en verano, y ahora hemos tenido una videollamada para seguir en contacto. Estamos conectados, pero es cierto que tenemos ganas de volver a la normalidad. Estoy encantada siempre con la selección y defender a mi país. En la reunión que tuvimos hablamos de que está siendo una buena noticia para nuestra progresión que muchas jugadoras estamos teniendo minutos de juego en LF2, ahora que está más parada las ligas autonómicas.
No hay comentarios

Escribir un comentario