Jacobo Díaz: “Todos teníamos ganas de empezar a trabajar”

La plantilla del Palmer Alma Mediterránea Palma cumple este viernes sus primeros cinco días de trabajo en el Palau d´Esports de Son Moix. Lo hace a la espera de que Sean Mcdonnell, Milan Suskavcevic y Ronnie Harrell aterricen en la isla y completen así el plantel con el que Pau Tomàs y Álex Pérez trabaja-rán a lo largo de esta temporada luchando por estar entre los mejores del grupo B de la LEB Oro.

DPTO. COMUNICACIÓN BSA

Con entrenamientos en doble sesión, los matinales llevados a cabo por Pablo Laso y Kike Fernández y los de la tarde por todo el cuerpo técnico, los jugadores del equipo palmesano están a punto de cerrar su primera semana de pretemporada con el cansancio lógico de la vuelta a los entrenamientos pero con la satisfacción de, precisamente, haber regresado a una pista de baloncesto, en este caso la del pabellón que va a ser su casa esta temporada y poder hacer lo que más les gusta.

Estos primeros días de entrenamientos están sirviendo también a la plantilla para conocerse y empezar a asumir los conceptos que el cuerpo técnico quiere que se lleven a cabo durante esta temporada. Con una plantilla totalmente nueva cada entrenamiento es clave también para ir acoplándose y conociéndose, algo que sabe perfectamente Jacobo Díaz, uno de los jugadores llamados a ser importantes dentro del Palmer Alma Mediterránea Palma esta temporada.

“Somos un equipo nuevo y estamos conociéndonos tanto los entrenadores como los jugadores pero bueno, creo que la dinámica es buena. Estamos trabajando mucho y estamos esperando ahora a los compañeros que faltan para ser un equipo”, explica Díaz sobre estos primeros días de trabajo. El ala-pívot cedido por el Iberostaar Tenerife no esconde que los jugadores ansiaban el momento de volver a la pista. “Creo que desde marzo, cuando se canceló la competición, todos teníamos esas ganas de volver a jugar, ese gusanillo de jugar, de pasar tiempo en la cancha y vestuario”, apunta a la vez que añade: “Lo estamos afrontando con muchas ganas e ilusión y con ganas de empezar ya”.

Sobre el organigrama técnico del equipo, Díaz asegura: “Al final es un lujo tener a tantos entrenadores a nuestra disposición porque los entrenamientos son más personalizados porque hay mucha más atención en los detalles. Tenemos tiempo ahora de corregir esos detalles hasta que empiece la temporada”.

No hay comentarios

Escribir un comentario