Richotti le ganó a Ayoze, Imo y a Úriz en la Copa Castilla y León de LEB Oro

TIZONA UBU    68
DESTINO PALENCIA    77


TIZONA UBU: Ayoze (7), Iván (3), Galarreta (14), Rawson (4) y Diop (3), -quinteto inicial-, Imobach (9), Úriz (15), Barro (13), Kody (-) y Salinas (-).

DESTINO PALENCIA: Massarelli (18), Zubizarreta (3), Smith (10), Purifoy (10) y Borovnjak (20), -quinteto inicial-, Richotti (6), Cámara (3), Gatell (4), Rodríguez (3) y Soler.

ARBITROS: González, Pinela y Borrego.

 PARCIALES: 20-20; 36-45; 55-67 y 68-77.

EL CORREO DE BURGOS.-

El Tizona UBU comenzó con una derrota su participación en la Copa Castilla y León de LEB Oro. Los azulones no pudieron imponerse a un Palencia Baloncesto que, con este triunfo y el logrado el viernes, se coronó como campeón del torneo. Los burgaleses mostraron una buena imagen en ataque en el comienzo del choque, pero su rival supo remontar y obtener una ventaja que poco a poco se hizo insalvable.

En la recta final, la corrección defensiva de los palentinos y las bajas azulonas impidieron a los de Jorge Elorduy obtener la victoria. El encuentro contó, además, con la presencia de numerosos aficionados azulones en las gradas en el primer partido con público desde el mes de marzo.

El juego exterior volvió a ser protagonista desde el inicio en las filas burgalesas para remontar la primera ventaja palentina. Los azulones mejoraron poco a poco en defensa y lograron dar la vuelta al marcador con un parcial de 10-0.

En el segundo cuarto Úriz tomó la responsabilidad de liderar a su equipo. Volvió a la pista un siempre intenso Mus Barro que añadiría un punto extra en la lucha por los rebotes ofensivos y la anotación desde la pintura.

En la parte final, el Palencia mostró su mejor imagen hasta el momento y, por medio de Edu Gatell y Purifoy, alcanzó una diferencia máxima de ocho puntos (33-41) bien respondida por Úriz.
Tras el paso por vestuarios, volvieron a la cancha Ayoze y Galarreta, algo que notó el equipo en ataque. Pese a ellos, los palentinos no perdían su ventaja favorable gracias al acierto de Massarelli y Purifoy.

Al igual que en el cuarto anterior, Úriz tomó el mando de la anotación de un Tizona que continuaba rotando a sus jugadores y repartiendo minutos entre su plantilla. El equipo contaba, además, con varias bajas, incluidas las de Spencer Reaves y la de última hora de Kris Joseph por enfermedad. Esta situación lastró el juego de los burgaleses en la parte final del choque.

El Tizona comenzó el último periodo con una complicada renta que remontar, pero Imobach y Diop continuaron anotando para mantener al equipo con opciones, pero Palencia incrementó su agresividad en defensa y frenó cualquier intento de insurrección de los burgaleses en la capital regional (68-77).

No hay comentarios

Escribir un comentario