Segunda victoria liguera para Nico Richotti

El Destino Palencia, gracias a su defensa, sumó un nuevo triunfo en la visita del Cáceres al pabellón

El Destino Palencia lograba su segunda victoria de la temporada, en su segundo duelo como local, ante un Cáceres Patrimonio de la Humanidad que no pudo superar la defensa palentina, que le dejó sin anotar durante muchos minutos.

Había avisado Arturo Álvarez de algún cambio al comienzo del partido, para tratar de mejorar las salidas a pista de los dos anteriores duelos de su equipo. Y así fue, con Aitor Zubizarreta en la dirección y Bakary Camara en el primer quinteto, apretó en defensa desde la primera acción y, aunque le costó anotar en esos minutos iniciales (2-8), el Destino Palencia marcaba un ritmo que le convenía.

Con las primeras rotaciones los locales equilibraron el duelo (10-11, tras el primer triple palentino, de Nico Richotti) y, con el sexto punto de Jabari Narcis (su primer triple de la temporada), ya mandaban por dos (15-13).

El primer acto, donde su técnico pudo aguantar con Sasa Borovnjak cinco minutos en el banquillo para no sobrecargar a su referencia interior, terminaba con una canasta del serbio, recién reincorporado al parqué, sobre la bocina (19-19).

Hacían daño los de Roberto Blanco en el segundo parcial con sus interiores. Si en la recta final del primero los centímetros de Roeland Schaftenaar se notaron, en el siguiente primero era Marcius y luego su combinación con el neerlandés lo que hacía sufrir al equipo palentino. Mediado el periodo sumaban 20 de los 36 puntos de su equipo.

Los cacereños adquirían una renta de ocho (28-36) a cinco minutos del descanso, cuando ya Arturo Álvarez había llamado a filas a los suyos. Dos minutos más tarde, un mate de Narcis y el triple de Camara obligaban al técnico del Cáceres a ser ahora él quien detenía el duelo (34-36). Los extremeños ya no anotaban, ahora era la defensa morada (el Destino Palencia estrenó sus colores) la que mandaba en el choque.

La segunda victoria moradaFotos: Óscar Navarro

Tardaba el Cáceres casi cinco minutos en cambiar de dígito (los de casa le habían endosado un 12-0), con un palmeo de Marcius a 8’’ del intermedio (40-38). La acción final de Richotti no encontró el aro y de esa manera se llegaba al tiempo de descanso.

 

La segunda victoria morada.

REANUDACIÓN. Volvía a lograr el conjunto palentino con su defensa que los minutos se le hicieran muy largos al Cáceres Patrimonio de la Humanidad en el regreso a la cancha.

Hasta tres minutos tardaba en anotar el conjunto visitante (Sylvester Berg Pedersen), para el 45-40. Los palentinos habían atascado el ataque visitante y Roberto Blanco detenía el duelo tras 4:40 de juego (49-40). Y un tiro libre de Sean Smith situaba los 10 de renta.

Dos triples seguidos de Jabari Narcis abrían una brecha importante en el electrónico (56-40). Y un nuevo acierto, tras dos canastas extremeñas, el 59-44 a 3:50 del final del periodo. Y el quinto del trinitense (cuarto del periodo), el 62-47. Aunque respondía el estadounidense Devin Schmidt, convertido en esos momentos en la referencia anotadora cacereña (10 puntos en el tercer acto), manteniendo con vida a los suyos (62-52).

En el cuarto periodo los visitantes empezaban anotando solo desde el tiro libre (hasta el 70-58, obra de Jeff Xavier, su primera canasta), porque la defensa morada no les daba tregua.

La segunda victoria morada.

El tiempo pasaba con la anotación subiendo al marcador a cuentagotas, lo que beneficiaba al equipo que dominaba el tanteo. A 1:55 del final, tras dos canastas consecutivas del Cáceres, Álvarez paraba el encuentro (72-63). No quería que se escapara del control de los suyos que, aunque sin acierto en los últimos lanzamientos, impedían a su rival acercarse. El mate de Borovnjak a 35’’ de la conclusión dejaba sin opciones a los visitantes (74-63). Tras el último muerto de Blanco, la defensa del Destino Palencia y un intercambio de canastas decidían el definitivo 76-65.

No hay comentarios

Escribir un comentario