Dani Díez, única duda para el Palau Blaugrana

Txus: «Para ganar a los grandes equipos de Euroliga hay que hacer un partido completo y atacar bien».

«Todo parte de defender bien y controlar el máximo posible el rebote ante un rival muy físico y con gran talento».

Otro Everest en el camino. El Iberostar Tenerife visita este domingo al potente al Barça (Palau Blaugrana, 19:00 hora insular, Movistar Plus | Dial 53), en una cita de máxima exigencia que pondrá a prueba el buen inicio de temporada de los aurinegros (6/0).

El grupo de Txus Vidorreta se mide a uno de los trasatlánticos del basket europeo. Colíder de la Euroliga (5/1), el conjunto catalán aguarda a los tinerfeños tras sumar anoche un triunfo de mérito en Vitoria, en el marco del torneo continental (71-72), con un parcial clave de 2-14 en los últimos minutos.

Invictos en su cancha en lo que va de ACB (4/0) e inexpugnable también en Europa (allí han caído ya este curso CSKA de Moscú, Panathinaikos y Real Madrid), el proyecto azulgrana aspira una campaña más a todo, después de  haber puesto su roster de lujo en manos de Sarunas Jasikevicius, otrora ídolo sobre el parqué de la hinchada culé.

Afronta el reto el Canarias, tras no haber podido jugar anoche el derbi ante el Granca, por un positivo por Covid-19 en el rival, y consciente de que cualquier opción de triunfo en territorio barcelonés pasa por firmar un partido casi perfecto ante un adversario muy físico y con mucho talento. Los aurinegros se aferrarán a sus señas de identidad y tratarán de llevar a la práctica con la máxima eficacia posible un ejercicio de irreverencia.

Dani Díez,  que se ha resentido de sus molestias en la espalda, es seria duda; mientras que en los anfitriones Víctor Claver apura la recuperación de una rotura de la fascia plantar que le impidió jugar los últimos partidos.

El Barça es actualmente el mejor equipo en asistencias de la liga (más de 21 por partido) y cuenta con un arsenal de recursos en todas las posiciones. La llegada de Calathes a la dirección para formar un tándem de lujo con Heurtel; un perímetro sobrado de prestaciones (Higgins, Abrines, Hanga, Kuric…); el hambre de élite de Smits o de Sergi Martínez; el MVP del curso pasado, Nikola Mirotic y la versatilidad de su juego interior (Davies, Oriola…), serán algunos de los argumentos a contrarrestar.

No hay comentarios

Escribir un comentario