El 21-13 del tercer cuarto, con tres triples de Doornekamp, señalaron el camino del triunfo

El Iberostar Tenerife estará en Atenas para disputar la Final a Ocho de la Champions League 19/20

Tyler Cavanaugh fue el MVP canarista al capturar 10 rebotes, dar 5 asistencias y anotar 6 tantos


AGUSTÍN ARIAS

 

Los de Txus Vidirreta basaron el triunfo ante el Oostende belga en el 21-13 del tercer cuarto, en el que el estadounidense Aaron Doornekamp, «desaparecido» en la primera mitad, encontró el antídoto ofensivo para abrir brecha en el electrónico y mejorar el porcentaje de acierto desde el 6,75, con tres triples consecutivos que pusieron el +11 46-35 a 4 minutos del final del tercer acto.

Porque el Iberostar Tenerife no hizo un buen primer tiempo, especialmente en ataque, mostrándose fallón cuando sus exteriores miraban el aro belga. Eso sí, en los primeros diez minutos el cuadro local fue mejor, con un 9-2 inicial consecuencia de tres triples firmados por Salin, Fitipaldo y Cavanaugh.

El Oostende solo tenía como referencia a su pívot Welch, bien en la bombilla, anotado 6 de los escasos 10 tantos del equipo, por los 17 de Iberostar Tenerife.

La escuadra belga ofreció su mejor versión en el segundo periodo, cuando estableció el parcial de 13-20, lo que llevó las tablas al descanso (30-30). Estaba claro que el resultado final iba a ser corto ante la escasa puntería de unos y otros. Los dirigidos por Dario Gjergja establecieron un 0-8 que situaba el 17-18 en el minuto 14. El exterior Schwartz, dorsal 7, aportó 7 tantos en este periodo, siendo «culpable» del 21-27 y 23-30 del minuto 17.

A dos minutos del descanso se pita antideportiva a Mueva sobre Salin, quien anota ambos libres, con posesión, finalizando la acción con triple de Bruno Fitipaldo para fijar el 30-30 con el que concluyó el cuarto.

En estos 20 minutos no mostraron su nivel jugadores de la talla de Doornekamp, SSulejmanovic Shermadini o el mismísimo Huertas. Por el Oostende su mejor jugador fue Schwartz, autor de 10 puntos.

El paso por el vestuario resultó clave para los de aurinegro. De hecho los que menos acierto y juego brindaron fueron protagonistas de excelentes jugadas, todo ello acompañado de un excelente y colectivo trabajo en defensa.

Esto dio origen al 6-0 inicial, si bien Welch rompe la racha con un 2+1 para el 36-33 del minuto 24. Aaron Doornekamp y Bruno Fitipaldi entran por Díez y Huertas. El «42» encadenó dos triples que abrió notable ventaja en el marcador, situando el +10 (43-33) a 4 minutos del final del periodo. En el Oostende su única luz en estos minutos la ponía Troisfontai, autor de 5 tantos, con triple incluido.

A dos de concluir el tercer acto ambos conjuntos ven con 4 faltas a Ftipaldo y Buyschaert. Una canasta de Huertas y un tercer triple de Doornekamp fijan el 51 a 39, concluyendo con un 51-43. El parcial había sido de 21 a 13, ofreciendo Iberostar Tenerife una buena labor defensiva, de anticipación, forzando pérdidas y corriendo la cancha.

Los últimos 10 minutos comenzaron con triple de Marcelinho, que superaba ya en minutos en pista al uruguayo Fitipaldo. Se domina el rebote defensivo y eso permite jugar con mayor rapidez en ataque, con nueva efectividad desde el 6,75, esta vez de Dani Díez (57-43), con minuto visitante.

Gio eleva la renta a +16 (59-43), que Oostende baja con un 0-6 y obliga a Txus a parar el partido (59-49) a 4:53 del final. Por si fuera poco, en la vuelta a pista es Troisfontai quien clava un triple para dejar la renta aurinegra en 7 (59-52) a 3:20 de sonar la bocina que cerraba la contienda.

Una asistencia bajo el aro de Cavanauch a Fran Guerra pone el +9 a 120 segundos. El choque estaba decidido, sobretodo viendo el buen nivel defensivo de los locales. Un 0+1 de Cavanaugh establece el definitivo 62 a 54 que clasifica a Iberostar Tenerife para la Final a Ocho de Atenas.

Hay que destacar el trabajo reboteador de tres hombres: Cavanaugh (10), Shermadini (10) y Díez (8). El máximo anotador fue Huertas, con 13. El MVP entre los locales fue Tyler Cavanaugh, con 17 de valoración, siéndolo por el Oostende su pívot Welsh.

Indicar que el descarte de Vidorreta fue Bogris, quien vivió el partido junto a Santi Yusta.

No hay comentarios

Escribir un comentario