Este lunes, tras el falso positivo, un peligroso Zaragoza visita la «catedral»

COMUNICACIÓN CBC.-

En medio de un atípico  2020, sin público en las gradas por la conocida pandemia del Covid-19 y sus repercusiones, el grupo de Txus Vidorreta, en pleno rearme tras la grave lesión de Dejan Todorovic, busca la mejor adaptación posible a su nueva realidad a golpe de partidos de alto nivel.

Tras caer en semifinales de la Supercopa Endesa con el Real Madrid y superar al Filou Oostende en un duelo que supuso su billete para la F8 de la #BasketballCL, los aurinegros estrenarán el torneo doméstico ante uno de los principales animadores del curso pasado.

Con nuevo inquilino en el banquillo (Diego Ocampo asumió el testigo de Porfirio Fisac), los maños mantienen la columna vertebral del equipo que sorprendió a todos la última campaña, a excepción de Carlos Alocén, Fran Vázquez, Radovic y Pradilla.

El ex aurinegro Rodrigo San Miguel sigue ejerciendo de sólido timonel en la dirección, con más galones si cabe en el segundo año de su vuelta a casa, en un equipo muy físico y con un perímetro con muchos puntos en sus manos.

La conocida capacidad anotadora de Ennis, DJ Seeley o del ex canarista Brussino se ha visto reforzada con la llegada de Rasheed Sulaimon, un escolta procedente del Dijon francés, donde promedió 13,4 puntos y más de un 47% en triples.

Los maños incorporaron además a un ala-pívot muy atlético, Sagaba Konate. Más físico para un juego interior en el que será baja por lesión el cubano Javier Justiz, pero que sigue contando con el poderío de Jason Thompson, la atalaya de centímetros del islandés Hlinason o con la versatilidad de jugadores muy peligrosos al cuatro como Barreiro o Benzing.

El nuevo proyecto aragonés parece además haberse compenetrado con rapidez en una buena pretemporada, que incluyó solo una derrota ante el Real Madrid (91-75) y tres victorias ante Andorra (92-79), Bilbao (70-100, con un 15/26 en triples) y Gipuzkoa (77-57).

Un rival pues complicado para un equipo, el Iberostar Tenerife, que intentará jugar sus bazas desde la solidez atrás, el orden para atacar con criterio y solidaridad y el máximo control posible de las pérdidas.

Basketmania/

Por cierto, el positivo anunciado el viernes fue desmentido el sábado por la ACB. Por eso se autorizó a jugarse mañana lunes. Lástima que cosas tan serias tengan estas consecuencias que hacen que ambos equipos dispongan de 24 horas menos para afrontar la segunda jornada, señalada para el miércoles, si no se detecta algún otro positivo verdadero.

No hay comentarios

Escribir un comentario