Felix Hernández, molesto: «»Es una total injusticia que se está tomando contra nosotros»

Felix Hernández, presidente del consejo de administración del CB Canarias 1939, sigue mostrando su descontento ante la falta de respuesta inmediata por parte del Gobierno de Canarias

Este fue el comunicado oficial que la entidad canarista colgó en sus redes sociales:

«El Iberostar Tenerife-Filou Oostende de este miércoles se celebrará a puerta cerrada y sin público, después de que el club no obtuviera respuesta por parte del Gobierno de Canarias a su petición formal para que se permitiera la entrada de aficionados.

La entidad canarista presentó en tiempo y forma la correspondiente solicitud incluyendo un Plan de Contingencia Covid-19, adaptado a la normativa al respecto que ha publicado el BOC en las últimas fechas.

El club aurinegro lamenta que no haya obtenido, a día de hoy, respuesta alguna a su petición.

«Estoy completamente decepcionado, nos contestaron que no podía entrar público dos horas después de haber sacado el comunicado, un día antes del partido. En la final a 8 están valorando dejar entrar unas 6.000 personas, aún no está confirmado, pero si previsto», comentó el dirigente canarista en los micrófonos de la DEPORTES COPE TENERIFE.

«Es una total injusticia que se está tomando contra nosotros. Todos estamos trabajando para que no haya contagios, pero luego no podemos permitir las incongruencias que se están produciendo, en unos sitios si hay público y en otros no, no lo entiendo», puntualizó.

 

 

 

1 Comentario
  • CARLOS
    Publicado el 21:10h, 16 septiembre Responder

    Lo del Gobierno de Canarias es de un riesgo 0.
    Creo que tienen miedo a que en un evento con mucha repercusión mediática salte un caso de contagio porque si la situación turística está mal en ese caso sería catastrófico para la isla. Y digo La Isla porque en Gran Canaria se tiene más permisividad (basta con comparar los partidos de pretemporada Canarias – Granca / Clarinos-Islas Canarias en uno y otro lado).
    Aquí se hace todo a puerta cerrada y en muchos lugares con aforo del 50-75%.

    El problema del aforo nunca va a ser los protocolos sino la gente que acuda al pabellón. Acercarse a hablar con este y aquel sin mantener la distancia, saludando porque «no pasa nada», retirándose la mascarilla porque incómoda, etc.

    Si se accediera al pabellón y se tomara la temperatura, se usará gel hidroalcoholico, se pusieran guantes (tras la aplicación del gel, se mantuvieran con una mascarilla puesta (no es necesario una FFP2 o FFP3 y debería prohibirse acceder con válvula de extracción), no se la quitaran en ningún momento (no debería servirse comida) y estuvieran a al menos 1,5m de distancia se podría llenar el pabellón (con lo que permita ese distanciamiento) ya que habría ciertas garantías de pero, reitero que las normas no las cumplen todos y menos al 100% por tanto la situación de permisividad es complicada aplicarla.

    Se acerca el otoño, ya estamos en la vuelta al cole y la previsión es que la cosa vaya a peor así que creo que se complica la presencia de publico en las gradas.

    Perdón por la extensión.

Escribir un comentario