Otra alegría para la «Fiebre amarilla»

PRENSA CB CANARIAS.-

El Iberostar Tenerife no baja el pistón. El grupo de Txus Vidorreta se impuso este domingo a un correoso Morabanc Andorra (93-81) para festejar su decimotercera alegría liguera en 15 partidos, ocho de ellas selladas en el fortín del Santiago Martín (8/0). Asegurado entre semana el billete matemático para la Copa del Rey, el conjunto insular estira una jornada más su excelente inicio liguero para afianzarse en la zona noble.

En otra exhibición coral de los aurinegros (hasta siete jugadores en dobles dígitos de valoración), la pareja Gio Shermadini-Marcelinho Huertas (32 de valoración del georgiano y 19 puntos y 9 asistencias del brasileño) volvió a liderar un triunfo merecido ante un buen rival, que no se dio nunca por vencido, ni siquiera cuando los anfitriones se pusieron en velocidad de crucero en un extraordinario tercer cuarto (30-15) para alcanzar los 20 de ventaja (75-55).

La capacidad de los canaristas para reponerse a la posterior reacción visitante (78-73), la solidez del bloque atrás cuando la situación lo requería y la mano firme de sus baluartes en los minutos más calientes explican en parte la victoria cosechada este mediodía.

No le resultó fácil a los locales llevar el partido a su trinchera, pese a sujetar bien de entrada a Hannah y Jelinek (casi inéditos al descanso). El buen hacer de Palsson y las segundas opciones en ataque de los visitantes (13 puntos tras rebote ofensivo durante el primer cuarto) permitieron al Morabanc amagar incluso con abrir brecha (11-17).

El Iberostar Tenerife se mantenía en la pintura, gracias al poder interior de un Gio Shermadini (20 de nota al receso) que acaparó de inicio el protagonismo ofensivo de los laguneros. Conforme avanzó el choque, el Canarias fue imponiendo su ritmo y sus señas de identidad. El grupo de Txus Vidorreta comenzó a jugar al son de Huertas (seis asistencias al intermedio) y la llegada de los triples colorearon el guión de aurinegro (45-40, min. 20).

Fue tras la pausa cuando el equipo insular puso de golpe todas sus cartas sobre la mesa. Los buenos minutos de Fran Guerra, varias acciones de mérito de Tyler Cavanaugh y Santi Yusta, matazo incluido para la videoteca; y el acierto desde el 6,75 (seis triples en el tercer cuarto) dispararon a los locales en el electrónico: 75-55 para cerrar el cuarto, con un jugadón de pizarra culminado desde la esquina por Spencer Butterfield.

Sin embargo, el Morabanc Andorra no tiró la toalla. Los visitantes tiraron de orgullo y aprovecharon varios minutos blandos de los locales atrás para estechar el cerco, con un parcial de 1-15, con Tomasz Gielo de protagonista (doce puntos casi seguidos del polaco para poner el 76-70 en el marcador).

Aún así, el Canarias no dejó que la reacción de los Ibon Navarro fuera a mayores. El cuadro tinerfeño recuperó su mejor versión atrás y los galones de Huertas, Shermadini, Fitipaldo y compañía devolvieron el partido al redil insular para acabar sellando una nueva alegría aurinegra. ¡La decimotercera en quince partidos! ¡Casi nada!

— Pinchar aquí para ver las estadísticas

No hay comentarios

Escribir un comentario