«Soñar sin límites y disfrutar», en la web canarista

Superado el primer y exigente reto, el Lenovo Tenerife afronta este sábado el desafío por antonomasia de la #CopaACB: derrotar en semifinales al vigente campeón, anfitrión y actual líder de la Liga Endesa, el Real Madrid (Wizink Center, 15:00 hora insular | #Vamos | Dial 8).

COMUNICACIÓN CBC.-

El equipo aurinegro buscará un histórico billete a la final con una premisa por bandera, la de disfrutar de una cita que se ha ganado a pulso tras una excelente mitad de temporada. Por tercera vez en su vida, el conjunto insular alcanza el zaguán de la puja por el título, donde medirá su irreverencia ante el que fue su verdugo en las semifinales de Gran Canaria 2018.

Consciente de la dificultad que supone, pero decidido a dejarlo todo en el intento, el grupo de Txus Vidorreta tratará de aferrarse a sus señas de identidad para contrarrestar el potencial de un equipo diseñado para ganarlo todo.

La confianza que suscite su fortaleza defensiva, la energía para igualar la batalla del rebote, el criterio para mover el balón y el acierto imprescindible para batir a todo rival de Euroliga que se precie volverán a ser factores claves.

La de este sábado será la tercera ocasión de este curso en la que se verán las caras aurinegros y madridistas, después de que los de Pablo Laso se impusieran en las semifinales de la Supercopa Endesa el pasado mes de septiembre (79-92); y que luego hicieran lo propio en el torneo doméstico (85-92), no sin dificultades, hace apenas un mes y medio.

Aguarda al Lenovo Tenerife un plantillón, con jugadores determinantes en todas las posiciones y acostumbrados a lidiear en batallas de esta índole.

El liderazgo y carácter de Llull en la dirección; bien secundado por la calidad de Laprovittola y el talento de Alocén; un perímetro de lujo, con muchos puntos en sus manos (Carroll, Causeur, Abalde, Rudy…); la versatilidad de Thompkins o Gaby Deck; y uno de los mejores juegos interiores de Europa, con Walter Tavares a la cabeza, serán algunos de los argumentos a contrarrestar.

No hay comentarios

Escribir un comentario