«Un DESAFÍO en la CUMBRE», titula la web canarista

COMUNICACIÓN CBC.-

El más difícil todavía. El Iberostar Tenerife estrenará el 2021 con un reto de máxima exigencia, colmado de atractivos. El grupo de Txus Vidorreta recibe este sábado al potente Real Madrid (17:00 hora insular, #Vamos | dial 8), en un duelo directo por el liderato de la Liga Endesa, circunstancia que a poco de alcanzar el ecuador de la temporada dice mucho y bien de la excelente campaña que llevan los aurinegros.

El conjunto tinerfeño, invicto en su cancha en lo que va de torneo doméstico (ningún equipo de ACB tiene sus registros), afronta ahora un desafío solo para irreverentes. Visita el fortín del Santiago Martín precisamente el último equipo que fue capaz de ganar en suelo tinerfeño, allá por el mes de septiembre, coincidiendo con las semifinales de la Supercopa Endesa (79-92).

El equipo blanco, actual líder de la Liga Endesa, con las mismas victorias que los laguneros (14), pero solo una derrota (por dos de los locales), es además segundo en la Euroliga (12/5, tras seis triunfos consecutivos), y cuenta con un plantillón diseñado para pelear otra vez por todos los títulos en juego.

Los madridistas, que el martes vencieron al Anadolou Efes turco (65-73), incorporaron además esta semana al pívot Alex Tyus, confirmada la lesión en el talón de Aquiles de Randolph. El estadounidense procedente del Galatasaray, que ya se midió al Iberostar en los dos duelos de la #BasketballCL, aportará minutos de descanso a un juego interior dominado por Edy Tavares.

El Canarias, por su parte, aguarda el reto, con las bajas por lesión de Todorovic y Bogris; y dispuesto a darle una vuelta de tuerca más a la osadía con la que se ha exhibido hasta la fecha esta temporada. Las posibilidades de los aurinegros pasarán una vez más por imponer las señas de identidad que tan lejos le han llevado este año: fortaleza defensiva y criterio y solidaridad en ataque para buscar las mejores opciones de tiro.

La dificultad del desafío, como todo reto que se precie ante cualquier rival de Euroliga, exigirá de la mejor versión aurinegra, incluida una acertada tarde en ataque, para hacer frente al trasatlántico madridista.

La calidad en la dirección de Llull (el balear en duda hasta última hora), Laprovittola o Alocén; un perímetro sobrado de prestaciones, con los Causeur, Carroll, Abalde y compañía; la versatilidad al cuatro de Thompkins o Deck (también duda); y un poder interior donde Tavares ejerce de pívot más dominante de Europa, junto a los Garuba o Felipe Reyes, serán solo un botón de muestra de los escollos a superar.

No hay comentarios

Escribir un comentario