«Victoria a pico y pala», se titula en la web aurinegra

Victoria a pico y pala. El Iberostar Tenerife se impuso este domingo a un correoso Coosur Real Betis (77-73) en un partido trabado que los tinerfeños sacaron adelante con oficio y sufrimiento. Los aurinegros se reencuentran con el triunfo, después de sus dos últimas derrotas en Barcelona y Cerdeña, y festejan su séptima alegría liguera del curso en ocho encuentros.

En un choque no exento de dificultades, el grupo de Txus Vidorreta fue de menos a más ante un rival que no se rindió nunca; y supo sufrir con mano firme para sobrevivir al último arreón visitante. La calidad de Huertas y Shermadini; el buen hacer de Fran Guerra saliendo desde el banquillo y la fortaleza defensiva del bloque mediado el segundo cuarto en adelante, explican en parte la victoria canarista de hoy.

No fue nada fácil, entre otras cosas porque el Canarias se topó de entrada con la mejor versión de Ndoye (33 de nota) y de Klay. Y porque su puesta en escena estuvo lastrada por las pérdidas (seis en el primer cuarto y 17 al final). Con el senegalés haciendo mucho daño en las dos zonas y metiendo todo lo que tiraba, incluidos los lanzamientos de media distancia (5/5 al descanso), el Iberostar Tenerife tuvo que ir a remolque desde los minutos iniciales.

Los triples de Sasu Salin intentaban mantener el pulso, pero el partido crecía con los locales por debajo en el electrónico (4-7, 9-13, 14-20). De hecho, el Coosur amagaba con la estampida (16-23, 21-28). Sin embargo, el Iberostar Tenerife se rehizo desde la defensa. El buen trabajo atrás, junto a los puntos de Gio, dieron confianza a los anfitriones para ir recortando terreno progresivamente.

El Canarias comenzaba a jugar con más ritmo y ocho puntos consecutivos de Huertas le permitían incluso irse al descanso uno arriba (35-34). Tras la pausa, el grupo de Vidorreta sumó argumentos a la causa, aunque el Betis, que disponía de demasiadas segundas opciones, no lo pusiera fácil. Irrumpió Fran Guerra con varias acciones de méritos y los insulares pudieron ampliar por fin sus opciones desde el perímetro (51-46, tras triple de Butterfield).

Sujeto mejor Nick Klay, el conjunto andaluz recurrió a los buenos minutos de TJ Campbell, pero esta vez era el cuadro tinerfeño el que insinuaba con abrir brecha en el marcador (60-53, 70-62). Aún así, el Betis no se rindió y el Iberostar se complicó por momentos cuando parecía tener encarrilado un epílogo más placentero (72-66, min. 39).

Una antideportiva a Sergio y un triple lejano de Feldeine (72-71) devolvían la incertidumbre al encuentro, pero el grupo de Vidorreta mantuvo la cabeza fría en una recta final marcada también por las constantes visitas al instan replay. El acierto en los libres de Gio, Huertas, Aaron (aunque se dejó uno por el camino, después de una antideportiva a Ouattara) y Fitipaldo en los últimos compases, terminaron de sellar la trabajada victoria aurinegra. La séptima en ocho partidos para un inicio histórico de temporada en la ACB.

No hay comentarios

Escribir un comentario