Los inolvidables Juniors de Oro «cumplen hoy 21 años»

Pues sí, han pasado ya 21 años. El 25 de julio de 1999 es una fecha mágica en la historia del baloncesto español: la Selección Junior masculina se proclamó campeona del mundo en Lisboa, derrotando a Estados Unidos en una final espectacular, emotiva y mediática.

Nació la leyenda de los inolvidables Juniors de Oro.

COMUNICACIÓN FEB.-
Han pasado 21 años pero fue un 25 de julio inolvidable. Apenas tres semanas después de que la Selección absoluta conquistara contra todo pronóstico la medalla de plata en el Eurobasket en parís, los juniors se proclamaron en Lisboa campeones del mundo tras superar en la semifinal a Argentina y en la final a Estados Unidos. Se trató sin duda de una gesta deportiva pero también de un boom mediático gracias a la emisión en directo de ambos partidos por Televisión Española. Un hito que dio paso a una nueva era de nuestro baloncesto, el inicio de algo que se intuía verdaderamente grande.

En la primera fase del campeonato, España ganó a Brasil (91-83), Letonia (98-73) y Nigeria (74-63). En la segunda superó a Australia (80-75), encajó a manos de Grecia su única derrota (68-78) y superó a Croacia (70-55) para meterse en las semifinales y luchar por medalla.

Frente a los argentinos, dos tiros libres de Juan Carlos Navarro en los últimos segundos metieron a España en la final (81-80). Y en ella, con 12.000 espectadores en las gradas del pabellón lisboeta, Los Juniors de Oro se acabaron de coronar: 94-87 con 25 puntos de la Bomba pero una actuación verdaderamente coral. Magistral.

Aquella Selección para la historia, dirigida desde el banquillo por Charly Sainz de Aja, la formaron Juan Carlos Navarro, Raúl López, Carlos Cabezas, Berni Rodríguez, Francesc Cabeza, Julio González, Félix Herráiz, Souleiman Drame, Germán Gabriel, Antonio Bueno, Felipe Reyes y Pau Gasol. 12 nombres para una historia de Oro.

Dos años después, cuatro de ellos –Navarro, Gasol, Raúl y Felipe- conquistaron su primera medalla absoluta: el bronce en el Eurobasket 2001. Y la historia continuó…

No hay comentarios

Escribir un comentario