Ayoze Alonso tendrá de «compi» en el UBU Tizona a… ¡RICARDO URIZ!

El próximo 30 de julio cumplirá 40 años y todo estaba preparado para despedirse del baloncesto profesional. De hecho, así lo anunció públicamente el pasado mes de diciembre. Sin embargo, Ricardo Uriz vivirá una última aventura en la LEB Oro y lo hará en El Plantío enfundado en la camiseta del UBU Tizona.

A la espera de que el club haga oficial la llegada de su segundo refuerzo, el director de juego navarro se convierte en un fichaje de referencia y ya demostró en el accidentado curso 2019-2020 que está en un envidiable estado de forma.

La clase no entiende de edades y los 12 puntos, 3.4 asistencias y 2.3 rebotes promediados en Cáceres demuestran su nivel competitivo. Uriz sentará cátedra en Burgos y pondrá el broche a una inigualable trayectoria.

Debutó en ACB allá por 1998 en el Baskonia y acumula más de 350 partidos en la elite defendiendo los colores del Valladolid, el Bilbao, el GBC, el CB Canarias, el Fuenlabrada y el Breogán. Además, es un histórico de la LEB Oro tras su paso por Zaragoza, Los Barrios y Cáceres. Ahora asumirá los galones de líder en un CB Tizona muy satisfecho con esta incorporación.

«Estoy muy contento por jugar un año más y por ayudar a un proyecto muy interesante. El club está creciendo y hace las cosas muy bien», destaca el navarro. Aunque «recién ascendido», el conjunto azulón quiere «vivir de nuevo las noches mágicas de los viernes en El Plantío» y para ello cuenta con jugadores contrastados como Uriz.

«Nuestra pista debe ser un fortín  y entre todos tenemos que hacer que la afición disfrute con nosotros», apunta, para transmitir sus buenas sensaciones. «Se está haciendo un equipo competitivo y queremos que el pabellón esté orgulloso de nuestra lucha y entrega», añade.

Ricardo Uriz aportará experiencia y talento al UBU Tizona en su regreso a la LEB Oro cinco años después. Además, formará con Ayoze Alonso una de las mejores parejas de bases de la categoría y confía plenamente en las aptitudes de su nuevo compañero. «Le conozco de mi etapa en Canarias. Creo que formaremos un equipo interesante porque se trata de un jugador que crece a pasos agigantados y que está totalmente implicado con el club», señala.

Rival de los equipos burgaleses en la pista, Ricardo Uriz vivirá en primera persona la magia del baloncesto en la capital y ve positiva la coexistencia de dos proyectos de nivel. «Es muy bueno para la ciudad. El San Pablo está haciendo las cosas bien y nos enseñan el camino para ver dónde podemos llegar. Los aficionados tienen la suerte de disfrutar del mejor baloncesto y hay cabida para todos», recalca.

Eso sí, tanto Uriz como el UBU Tizona deberán adaptarse a un formato diferente en una LEB Oro dividida en dos grupos. «Este formato exige dar el máximo desde el comienzo porque cada partido cuenta y será como una final», advierte.

 

No hay comentarios

Escribir un comentario