José Manuel Hernández, el BASE, siempre en el recuerdo

Mañana, día 9 de enero, se cumplen dos años de su fallecimiento mientras jugaba al baloncesto con sus amigos y su hijo Ricardo

AGUSTÍN ARIAS.-

Aconteció un 9 de enero de 2019. El base que fuera del RC Náutico y CB Canarias, además de otros equipos de la Isla, JOSÉ MANUEL HERNÁNDEZ, falleció mientras entrenaba con otros veteranos de nuestro baloncesto (Carmelo Cruz, Matías Camacho… incluso con su propio hijo Ricardo), consecuencia de un infarto.

Se iba un gran jugador de los años 70 y 80, un excelente formador de jóvenes jugadores y, sobre todo, una gran persona.

Dos años después, quienes estuvimos cerca de él en sus muchos años en el mundo de la canasta, seguimos encontrando ese vació que dejó. En su recuerdo reproducimos lo publicado en un día triste de enero de 2019. Descansa en paz, querido AMIGO .

Su familia junto a los representantes de la FIBT, RC Náutico y CB Canarias, el día del homenaje póstumo a José Manuel

«Formó parte de los dos grandes de aquellos años, primero en el RC Náutico de Tenerife, posteriormente en las filas del CB Canarias, en su etapa inicial en el colegio Luther King.

«Feliz año y que te dejen mucho los Reyes», fueron las palabras de José Manuel mientras disfrutábamos, en familia, de la Cabalgata de Reyes de Santa Cruz de Tenerife. «Ya estoy en lo tuyo», le dije, en referencia al dossier que me facilitó semanas antes, aportando así su granito de arena para la publicación del libro que recogerá la historia del CB Canarias.

Un dossier que recogía toda la temporada 76/77 del Canarias Caja Rural, en la que formó junto a Cristóbal Santana, Fernando Esquivel, Juan Carlos Díaz, Simón Martín, Nicolás Castro, Javier Hernández, Juan Diego Fajardo, Manolo de las Casas y los júniors de entonces Roberto Concepción y Javier Pérez Calero, con Pepe Cabrera de primer entrenador y con Álvaro Fajardo ejerciendo de preparador físico.

Permaneció varias temporadas en el conjunto lagunero, al que llegó procedente del RC Náutico de Tenerife, en cuyo primer equipo compartió vestuario con otros ilustres como Paqui Sanz, Juan Antonio Henríquez, Peri Quintero, Sánchez del Río, Ventura de la Rosa, Dorta, Ramón Moliné, Berto Cejas, Javier Hernández, Tato Rodríguez.

Estaba jubilado y su vida profesional la desarrolló en la Caja Rural de Canarias. Su gran pasión por nuestro deporte, tras colgar las botas, siguió presente en su vida diaria, tanto como entrenador en las categorías de formación, con muchos años en las canchas del colegio Echeyde Santa Cruz, además de ser el mejor consejero de su hijo Ricky Hernández, quien desde pequeño ya dejaba claro que iba a seguir los pasos de su padre. Precisamente Ricky estaba a su lado en el momento de sufrir el irreversible infarto.

 “Todos necesitamos ser fuertes para superar su ausencia, cambiemos nuestras lágrimas por los recuerdos de los grandes momentos que nos brindó en la cancha, como jugador, y en el banquillo, como educador. Sí, se nos ha ido un amigo, una persona ejemplar, pero nos queda un montón de momentos, de anécdotas, de risas…

 

No hay comentarios

Escribir un comentario