«La «locura» de obligar a jugar con MASCARILLA»

AGUSTÍN ARIAS.-

«El último comunicado oficial de la Federación Canaria de Baloncesto, en el que anuncia que el día 6 de febrero se podrá reanudar las competiciones federadas en Tenerife, eso sí, siendo de obligado cumplimiento hacer uso de la mascarilla, parece un auténtico DIS-PA-RA-TE.

Vamos a ver, señores «lumbreras» de Sanidad y federativos cestistas, ¿cómo se puede autorizar hacer deporte en la calle sin mascarilla y ahora sacarse de la chistera que para jugar cinco contra cinco sea necesario el uso de las mismas? Pero en qué cabeza cabe tamaña locura…

Creen, en serio, que es saludable para el ser humano (porque los jugadores y árbitros lo son) hacer tanto esfuerzo sobre el parquet, corriendo para defender y atacar, luciendo todos la mascarilla?

Increíble, de verdad. Me cuesta creerlo, pero si así lo expresa la FCB habrá que pensar que no se trata ni de una broma ni de un error.

Canta Amistades Peligrosas ¡Basta ya de tanta tontería!

Da la impresión de que algunas personas están presionando en exceso para que los que tienen la potestad de decidir se decanten por que las ligas se reanuden. 

No estoy de acuerdo, en absoluto, con esas voces que dicen en redes sociales que el deporte de grupo no contagia y que jugar cinco contra cinco, con dos árbitros en pista, no ha deparado casos de coronavirus. 

No se dan cuenta que esos deportistas llegan a las canchas desde sus casas, después de haber estado con los amigos tomando un refresco y sin someterse a las pruebas de PCR.

No se detienen a pensar por un instante que será suficiente con que uno solo de esos chicos o chicas salte a la pista con síntomas, sin saberlo, y esté arriesgando la salud de sus compañeros de equipo, de los rivales, de los árbitros y oficiales de mesa…

¿Le damos estas bocinas a los árbitros, señores de la FCB y FIBT?

O es que no ven cómo cada dos por tres la acb está aplazando partidos porque uno o varios integrantes de un equipo da positivo. Y ello a pesar de someterse a las pruebas 72 horas antes de cada encuentro y de llevar una vida sana (de casa al pabellón y regreso).

¿Por qué, señores Carlos Olano y Rafael González, presidentes de las respectivas federaciones, evidencian tantas prisas por reanudar las competiciones? ¿Es por cuestión económica? Porque lo que se dice velar por la salud de sus deportistas federados parece que no.

Si hay que asumir un «año sabático» como consecuencia del COVID-19 se suspende la actividad de manera definitiva y ya está. Ninguno de los chicos y chicas va a olvidar jugar al baloncesto.

Porque no creo que tanta impaciencia sea motivada por la «comida de coco» de determinados clubes «amigos», esos a los que le suelen pedir el «sí» cuando lo necesitan, argumentando que si no hay baloncesto no le pueden cobrar los 250 o 300 euros a cada padre…

Sinceramente, hay cosas que no se entienden. Vivimos la muerte de miles de personas por culpa del «bicho» y se vuelven locos por reanudar las competiciones no federadas.

¿Jugar con mascarilla un cinco contra cinco, haciendo defensa individual, luchando por un rebote, corriendo el contraataque…? por qué no lo hacen los «cerebritos» que toman estas absurdas decisiones. Miren, reten a un «partidito» a los miembros de la FCB y de la FIBT y jueguen con la mascarilla puesta. Eso sí, al que se la quite se le pitará una técnica.

POSTDATA/ Admito, faltaría más, el no estar de acuerdo con este artículo, pero háganme el favor de al menos RESPETAR MI OPINIÓN

2 Comentarios
  • "EL BICHO"
    Publicado el 20:07h, 29 enero Responder

    El único motivo por el que entiendo ese planteamiento es porque en el primer partido EBA del Matanza en casa un rival jugó con mascarilla por decisión propia pero es la única cosa defendíble.
    No veo lógico estar corriendo con una mascarilla puesta porque es tremendamente incómodo y todo para que se puedan hacer unas competiciones anómalas de duración indeterminada.
    A mi modo de ver esta temporada debe ser para entrenar en grupo y perfeccionar técnica individual pero no para competir entre equipos por eso de minimizar los riesgos de contagios durante los partidos y mientas los padres se quedan de estar por fuera de los recintos deportivos.
    Es normal que quienes viven de la competición la quieran llevar a cabo pero eso no es sinónimo de que se deba permitir.
    Por poner un ejemplo se permitió celebrar las Navidades y estamos asumiendo las consecuencias. En el resto de Europa no y están en otras cifras.
    Nunca llueve a gusto de todos pero lo primero debería ser asegurar la salud de las personas. El deporte es salud, la competición no.

  • Tresdebastos
    Publicado el 12:31h, 31 enero Responder

    Hay escasez de monedas en las arcas de los órganos federativos y menos en las de los clubes que tienen sus negocios con las distintas escuelas de baloncesto que sablean a los padres con sus respectivas cuotas. Quien conoce bien el mundillo del deporte de la canasta en Tenerife sabe que todo eso existe y que algunos viven de ello, motivo por el que salen a la palestra para pedir que se reanude todo. Pero no lo hacen por retomar la competición sino porque se les acaban los ahorrillos

Escribir un comentario