Lanza botellas de aceite a la cancha mientras se jugaba un partido

Otro lamentable incidente en el baloncesto base: Esperpento y riesgo, con lanzamientos de botellas de aceite, en un debut amargo en el Rodríguez Monroy

WEB CB ISLAS CANARIAS.-

Así reza el titular de la noticia que publica en sus páginas el periódico CANARIAS7. El periodista Óliver Suárez Armas recoge el “episodio desagradable” por el cual “las jugadoras del SPAR Gran Canaria y del CB 7 Palmas solo pudieron disputar el primer cuarto de un partido que fue suspendido por el lanzamiento de dos botellas de aceite por parte de una vecina”.

Y es que la ilusionante vuelta a la competición en la histórica cancha del Rodríguez Monroy, en el barrio capitalino de Escaleritas, se vio empañada por la actuación deplorable de una de las vecinas de un edificio que limita con la cancha.

En estas líneas, CANARIAS7 recoge las declaraciones de Pepe Herrera, técnico del CB SPAR Gran Canaria, “Ya viene de largo, tiene varias denuncias y hoy -por ayer- pusimos otra. No quiere que las niñas jueguen ahí porque dice que la molestan”. “Se coloca por fuera de la ventana en un tercer piso, con los pies por fuera y amenazando que se va a tirar. Lanzó dos botellas de aceite a la cancha jugándose el partido, una casi le da a una de las jugadoras que la puso pringada entera de aceite”.

En busca de una solución, desde el CB SPAR Gran Canaria se ha acudido ya a los Juzgados, pero la solución parece que no llega, sino que además “la sorpresa es que se agrava, pasando de poner música con un volumen considerable y lanzar garbanzos hasta este extremo de las dos botellas de aceite con el peligro existente”.

Una conducta reprochable y denunciable de una persona adulta, que pone en riesgo la integridad de un grupo de niñas que lo único que busca es divertirse practicando deporte.

2 Comentarios
  • Yo
    Publicado el 23:02h, 20 noviembre Responder

    De acuerdo, lo que hace esta señora está mal pero a mí no me gustaría tener una cancha al pié de mi ventana ¿ Y a ti?

    • Agustín
      Publicado el 09:58h, 21 noviembre Responder

      Esa cancha lleva muchossssss años ahí. Es similar, por su ubicación, a la de hockey en Somosierra, recientemente rehabilitada. Y muchas de esas vecinas jugaron ahí. La que lanzó el aceite, poniendo en peligro a las jugadoras, debe estar ingresada en la carcel o en el psiquiátrico, porque lo que hizo es temerario. Si yo tuviera o tuviese una cancha bajo mi casa o estaría todo el día tirando a canasta o me mudaría.

Escribir un comentario