Publicamos recientemente un artículo sobre el Campeonato de España Juvenil del 77, donde el Barça de José Luis Subías, Luis Varela y Paco Solé se alzó con el título de campeón, comentando la medalla de bronce conquistada por el Náutico de Tenerife. Pues bien, la información se completa de inmediato merced a la aportación y memoria del entrenador tinerfeño José Felipe Coello Fariña, quien además nos brinda la formación del citado conjunto nauta. Esto nos cuenta el doctor Coello: "Con un Náutico de Tenerife como tercero que solo perdió con ese Barcelona por 3 puntos, 80/77 en su grupo, y terminó tercero ganando al Vallehermoso con claridad. Con Jose Carlos Cabrera, Rubén, Jorge Henríquez, Santiago Gutiérrez, Luis Trujillano, Corio Guimerá, Eduardo García Ramos, Javi Cáceres, Rafa Larraz, José María Pérez Tavio, Ramón Hdez Francés (QEPD) y Moisés Said (QEPD). José Carlos Hernández Rizo como entrenador", indica Coello. "En la foto solo falta Santi Gutiérrez, uno de los jugadores altos e importantes del equipo". "Por cierto, la temporada siguiente el Náutico de Tenerife fue subcampeón de España en La Coruña perdiendo solo en la final frente al FC Barcelona. Eran grandes temporadas de baloncesto de formación en el Náutico de Tenerife". José Luis Subías y la foto del Barça campeón "Hola Agustín. Esa foto se hizo en el vestuario del Palau Blaugrana una semana después de ganar el Campeonato de España juvenil en Córdoba en el 77. Aparezco con ropa de calle (igual que Jordi Homs, que está en la fila superior de pie al lado de Miquel Nolis), porque ambos jugábamos también en aquella época la liga escolar con nuestro Colegio (Sagrada Familia de Horta). Era algo habitual en aquellos tiempos, ya que la normativa lo permitía. Es decir, que jugábamos en dos equipos (en el colegio la liga escolar, y en el Barça la liga de la Federación). Eso suponía un esfuerzo enorme, ya que jugábamos dos partidos el fin de semana. Lo que sucedió, relacionado con la foto, es que Jordi y yo, tal como llegamos de Córdoba a Barcelona tras el Campeonato de España federado con el Barça; al día siguiente, partimos hacia Vitoria con el equipo del Colegio, para jugar el Campeonato de España Cadete, que también ganamos. Es decir, que en dos semanas jugamos dos Campeonatos de España (federado y escolar, y ganamos ambos). Estamos de calle, porque acabábamos de llegar de Vitoria, y tal como bajamos del autocar, fuimos al Palau para recibir el homenaje que se nos hizo con el resto del equipo, que aprovechó para disputar un partido (creo que contra el equipo junior) antes del partido del primer equipo del Barça. Eran otros tiempos" ....

Baloncesto de Ayer ha publicado en Facebook datos de la Fase Final del Campeonato de España Juvenil Masculino celebrado en Córdoba, en el año 1977. En aquella cita se proclamó campeón el Barcelona del ex nautas LUIS VARELA y JOSÉ LUIS SUBÍAS y del ex canarista Paco Solé. El entrenador era Miquel Nolis. En el Campeonato de España en cuestión participaron 12 equipos, representando al baloncesto canario el RC Náutico de Tenerife. La formación nauta, encuadrada en el Grupo B, con el Barcelona A, Real Madrid, Estudiantes, Pineda y Amigos Baloncesto. En el B lo hicieron: Joventut de Badalona, Vallehermoso, Barcelona B, Loyola, Náutico Sevilla y Santa María. La escuadra nauta se alzó con la segunda plaza, perdiendo solo ante el líder Barcelona A (80-77) y venciendo al Real Madrid (96-94). Se clasificó para jugar por el tercer puesto, siendo su rival el subcampeón del A, Vallehermoso, al que superó por 94 a 86, lo que le dio la medalla de bronce. La final entre Barcelona y Joventut fue un paseo para los azulgranas, que establecieron un cómodo 91 a 59 ...

AGUSTÍN ARIAS.- Con Pablo Casado de nuevo en el banquillo, el CB Canarias afrontó la temporada 80/81, la que lo llevó a la máxima categoría del baloncesto español. La directiva, presidida por David García Linares, se puso como reto ascender en un plazo de dos temporadas y así se lo hicieron saber al entrenador, quien esa campaña ya contaba con la presencia del andaluz Daniel Pintor como preparador físico. La plantilla la formaron estos jugadores: Richi Bethencourt (acabó siendo el máximo encestador del equipo) Manolo de las Casas, Juan Méndez, Fernando Esquivel, Domingo Camacho, Ventura de la Rosa, Antonio “Titi” García, Eduardo Aciego de Mendoza, Javier “Chinche” Lafuente, Luis Martín Sa, Ventura de la Rosa y Chus González. Como júnior fue inscrito Luis Afonso. Después de 26 encuentros, el Canarias ocupó la tercera posición de un total de 14 equipos, con el balance de 16 victorias, 1 empate y 9 derrotas. Por delante, Caja de Ronda malagueño (19 triunfos, 2 empates y 5 derrotas) y La Salle de Barcelona (18-1-7). Subieron los tres a la División de Honor. La fiesta del ascenso, ante el Bosco Parece que fue ayer cuando el CB Canarias logró su primer ascenso a la máxima categoría, lo cierto es que en el mes de marzo de 2019, concretamente el día 29, se cumplieron 38 años. Todo el trabajo realizado a lo largo de la citada temporada (año en el que no se contó con patrocinador) se iba a decidir en apenas 40 minutos. Fue el encuentro contra el Bosco de La Coruña, disputado en el Luther King, que deparó la victoria por un ajustado 86 a 83. El lleno fue impresionante, al extremo de obligar la Policía Nacional al cierre de las puertas del pabellón como medida de seguridad. El mundo de la canasta se dio cita en la cancha del colegio lagunero, viviéndose un ambiente apasionante, como lo fue el partido, con un Bosco dispuesto a desbancar al Canarias de la tercera plaza y “robarle” el ascenso de categoría. Fue un encuentro tremendamente disputado, resuelto para los canaristas en los instantes finales, con un sensacional partido (el mejor de su carrera deportiva) del güímarero Domingo Camacho, resolutivo bajo los aros, tanto con el rebote como encestando. A falta de dos jornadas para concluir la Liga, el Canarias ya era matemáticamente equipo de la División de Honor. Esas dos últimas citas, ante La Salle y Complutense, se saldaron con derrota en cancha catalana y triunfo frente a los madrileños en el Luther King. “Le planteamos a Pablo Casado la necesidad de trabajar con un equipo ganador, con el ascenso a dos años vista. El nivel ofrecido por la plantilla fue muy bueno”, narró Pepe Cabrera, “existiendo una auténtica piña jugadores-entrenadores-afición. El resultado fue tan bueno que en el primer año se logró el ascenso, lo que concluyó con la explosión de la grada, que saltó a la cancha para subir a hombros a los protagonistas”, nos contó emocionado el recordado Pepe Cabrera Vidal. Precisamente fue el director técnico por aquel año del club canarista uno de...

COMUNICACIÓN CB CANARIAS.- Una efeméride para el recuerdo. Tal día como mañana, un 28 de marzo, pero de 1981, la familia canarista festejaba el primer ascenso de su historia a la élite del baloncesto español. Ocurrió en la cancha del Colegio Luther King, llena hasta la bandera; y fruto de un sufrido triunfo ante el Bosco La Coruña (86-83), que certificaba matemáticamente una de las tres plazas de ascenso. Tras cuatro décadas en el anonimato de las ligas insulares o de segundo calado nacional, el equipo aurinegro lograba por fin un sitio en la entonces denominada Primera División, germen del nacimiento apenas dos años después de la ACB, tal y como hoy la conocemos, con el propio CB Canarias entre sus fundadores. Hasta tres promociones fallidas durante los setenta hicieron de rogar, y mucho, el ansiado salto a la élite. El Pineda, en la campaña 71-72; el Breogán, en la 72-73; y un insuficiente cuarto puesto en la liguilla de ascenso celebrada en Sevilla, en la 73-74, aplazaron el deseado sueño de las ligas estatales. Fue a partir de la campaña 75-76 con la creación del Grupo Único de Segunda, cuando el equipo aurinegro compitió por fin contra rivales nacionales de manera habitual. El Canarias había intensificado sus intentos por acceder a la élite desde principios de los años setenta, a raíz del fichaje de Pepe Cabrera (foto superior), protagonista años antes de la época dorada del RC Náutico. Retirado de los banquillos y ejerciendo ya de director deportivo, gerente y un sinfín de funciones en el club, empeñado en profesionalizar a la entidad, Cabrera había gestionado en el 79, junto a Federico Isidro de Lis, director entonces de Caja Rural, patrocinador canarista, el fichaje del entrenador Pablo Casado. En dos años, Casado (foto adjunta) llevaría por fin a la familia canarista hasta la máxima categoría, tras ocupar una de las tres plazas de ascenso (las otras dos fueron para Caja de Ronda y La Salle Barcelona). Ocurrió en la temporada 80-81, con el empresario de origen argentino, David García Linares, de presidente. El club había apostado por la continuidad prácticamente del mismo bloque del curso 79-80, un grupo en su mayoría, a excepción de ‘Titi’ García, formado por jugadores canarios, reforzado con la llegada del base Chinche de la Fuente (foto), que venía de ser campeón de España juvenil con el Estudiantes; y del alero Chus González, que ya sumaba dos ascensos a la élite a su paso por Helios y Náutico. Era el equipo de Richi Bethencourt, Ventura de la Rosa, Domingo Camacho o Fernando Esquivel, entre otros. Un equipo donde también militaban los júnior Luis Afonso, Luis Martín Sa y Ramón Cubeles; y en el que ya destacaban varios jugadores palmeros que habían llegado a la Isla de la mano de Pepe Cabrera y acabarían dando páginas de gloria al club, como Manolo de las Casas, Juan Méndez y Eduardo Aciego. El ascenso matemático quedó sellado un 28 de marzo, en el Luther King, ante el Bosco de La Coruña, en la antepenúltima jornada de aquella...